Cádiz

El Ayuntamiento restaurará 265 guardacantones en Cádiz

Estas labores de conservación son «fundamentales» para la salvaguarda del patrimonio histórico de la ciudad

CádizActualizado:

El Ayuntamiento de Cádiz, a través de la Delegación Municipal de Patrimonio Histórico, iniciará en abril la restauración de todos los guardacantones emplazados en las calles del casco antiguo de la ciudad, un total de 265.

Así lo ha adelantado en un comunicado este sábado el concejal de Patrimonio Histórico, David Navarro, quien ha señalado que esta actuación se acometerá dentro del Protocolo Municipal de Actuación para la Conservación y Protección del Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Cádiz con la colaboración del Delegación de Mantenimiento Urbano.

Navarro ha explicado que desde la aprobación de este protocolo hace casi un año, han actuado de manera puntual en alguno de los guardacantones de la ciudad, como, por ejemplo, en el que se encuentra situado en la calle Santa Inés esquina a San José, el cañón de la calle Sagasta esquina a Santa Inés o el guardacantón de la calle Sagasta esquina a la calle María Arteaga, "entre otros muchos".

Como ha indicado, muchas de estas actuaciones se han realizado gracias a la colaboración que ha prestado la ciudadanía a través de la Plataforma Patrimonial de Colaboración Ciudadana del citado protocolo que permite colaborar en la protección y conservación del Patrimonio Histórico de la ciudad de Cádiz.

Así pues, a raíz de estas actuaciones puntuales, el Ayuntamiento de Cádiz ve "necesario" emprender "una acción más incisiva que permita velar por la conservación de esta parte de nuestra historia" y considera que la alta concentración que posee Cádiz de guardacantones, tanto cañones como esquinales, precisa de estas obras que "se tendrán que hacer de manera pormenorizada".

En total, se va a actuar sobre un total de 115 cañones y 150 esquinales de fundición. Para ello, el Área de Patrimonio Histórico cuenta con la colaboración del doctor en Historia y "experto en guardacantones" Antonio Ramos Gil que desde el inicio de la puesta en marcha del Protocolo Municipal de Conservación y Protección ha colaborado en asesorar cómo realizar la labor de conservación sobre estos elementos del patrimonio histórico.

Para el desarrollo de este proceso de conservación trabajarán de manera coordinada las delegaciones municipales de Patrimonio Histórico y Mantenimiento Urbano del Ayuntamiento de Cádiz.

El proceso de recuperación de estas piezas consistirá en el desarrollo de un tratamiento de choque en los cañones y placas de fundición de los guardacantones. En primer lugar, se aplicará un tratamiento a las zonas que presentan oxido mediante un liquido a base de ácido tánico al cinco por ciento que permite que convierta el oxido en una patina negra para que no continúe la oxidación.

En segundo lugar, una vez seco lo anterior, se aplicará una pintura de poliuretano de dos componentes de color negro mate. La pintura con la que se tratan los guardacantones crea una película que resiste mejor los golpes y arañazos al mismo tiempo que aísla el material de fundición de hierro del oxigeno del aire o agua.

Las delegaciones de Patrimonio Histórico y Mantenimiento Urbano han estudiado la alta concentración de guardacantones que presenta el municipio y han dividido el casco antiguo en cuatro zonas a objeto de facilitar la actuación de conservación. La primera zona sobre la que se va actuar a partir del próximo mes serán los guardacantones ubicados en los límites del eje formado entre la avenida del Puerto, plaza de San Juan de Dios, Campo del Sur y el eje comprendido entre la calle Sagasta, plaza de San Francisco e Isabel La Católica.

Posteriormente, se actuará en otros tres sectores: uno el barrio de Santa María, el segundo el barrio de la Viña, zona de Hospital de Mujeres, plaza del Falla hasta la calle Benjumeda y su entorno, y el tercero en la zona de la plaza San Antonio, Alameda Apodaca y plaza de Mina y sus respectivas calle aledañas.

Para esta intervención la Delegación de Patrimonio Histórico va a contar con el apoyo de un total de cuatro personas procedentes del programa de Empleo 30+ de la Junta de Andalucía mediante la financiación de una ayuda al Ayuntamiento en el marco de la Iniciativa de Cooperación Social y Comunitaria para el impulso del empleo 30+, cofinanciado en un ochenta por ciento por el Programa Operativo Fondo Social Europeo de Andalucía y en un veinte por ciento por la Junta.

Navarro ha concluido exponiendo que estas labores de conservación de estos vestigios históricos son "fundamentales" para la salvaguarda del patrimonio histórico de la ciudad. Como recoge el historiador Ramos Gil en su libro 'Guardacantones de Cádiz: cañones y esquinales', los guardacantones de Cádiz presentan "una peculiaridad que no se da en ninguna otra ciudad española, presentando una gran diversidad de formas y tamaños".

"Los cañones son el resultado de un pasado militar de plaza fuerte y centro comercial de primerísimo magnitud durante los siglos XVII y XVIII, además de suponer un testimonio de los logros de la siderurgia en estos siglos", añade Ramos Gil.