CARNAVAL

El Ayuntamiento «desiste» y sacará un nuevo pliego para el bar del Falla

El nuevo documento para explotar la barra del Falla y la del Castillo de Santa Catalina durante el año 2019 ya no contemplará el periodo del COAC y reducirá el canon

CádizActualizado:

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz ha desistido de continuar con el procedimiento del pliego para contratar el servicio anual de bar en el Teatro Falla y el Castillo de Santa Catalina en las condiciones en las que lo publicó y sacará otro diferente adaptándolo a la nueva situación, es decir, ofertará la explotación del servicio de bar de la barra del Teatro Falla todo el año excluyendo el periodo del COAC. Esta nueva situación ha estado provocada por el retraso en la licitación, que obligó a adjudicar en paralelo la explotación de la barra del Falla durante el COAC a otra empresa para evitar que estuviera cerrada, pese a que formaba parte del pliego anual.

Por tanto, hasta mediados de esta semana, en la práctica las empresas interesadas en optar a explotar el bar del Falla y la barra del Castillo de Santa Catalina quedaban apeadas de prestar el servicio durante el mes de Concurso, como ya advirtió este periódico. Es decir, optaban a un servicio más corto, menos rentable (la caja que se hace durante el mes de Concurso es jugosa) y por el mismo canon al alza, 20.000 euros más IVA.

El Ayuntamiento ha apreciado esta anormalidad en la licitación anual, que era contraria a los intereses de las empresas aspirantes, y ha publicado un decreto de «desestimiento» al -textualmente- «existir defectos no subsanables en los pliegos que rigen la licitación, atendiendo al precio de mercado».

En este decreto, tras hacer una cronología de la licitación, reconocen que la demora en el mismo hubiera situado el inicio del funcionamiento del bar del Falla con el concurso «muy avanzado, no siendo rentable en las condiciones establecidas en el pliego».

Este desistimiento «no impide la iniciación inmediata de un procedimiento de licitación», ya adecuado a la nueva situación, es decir, quitando la explotación del bar del Falla durante el periodo de Concurso y bajando el canon.

El motivo esgrimido en dicho decreto hace mención a «la imposibilidad de continuar con la licitación, ya que los cálculos realizados para el establecimiento del canon no son válidos a la vista de que parte del servicio no se desarrollará durante el concurso de agrupaciones del Gran Teatro Falla, por lo que resultará inviable económicamente la realización del servicio en las condiciones publicadas».