El colectivo okupa, en la puerta de la Casa de Cádiz en Barcelona.
El colectivo okupa, en la puerta de la Casa de Cádiz en Barcelona. - La Voz
Cádiz

El Ayuntamiento de Cádiz insiste en el desahucio de los okupas de Barcelona

El Consistorio recurre el archivo de la causa, que se cerró en julio ante la falta de respuesta del Gobierno de Kichi

CádizActualizado:

El Juzgado de Instrucción número 25 de Barcelona ha aceptado a trámite el recurso de forma presentado por el Ayuntamiento de Cádiz para agotar sus opciones por la vía penal en el caso de los okupas de la Casa de Cádiz en Barcelona.

El abogado del colectivo ha recibido «sorprendido» esta misma semana la notificación de los juzgados. Según recuerda, el Ayuntamiento de Cádiz no había dado señales de vida durante meses tras la denuncia interpuesta en enero, interpretada como un intento de desahucio. Ante tal inacción, el letrado solicitó el archivo de la causa, aceptado el pasado mes de julio.

Desde noviembre de 2018, cuando un grupo de personas okupó el local abandonado en Barcelona, el colectivo ha utilizado el lugar como «centro cívico», de «acogida de personas sin hogar», entre otras funciones.

El Ayuntamiento gaditano pide que el colectivo se constituya como asociación para cederle temporalmente la instalación

El Consistorio gaditano denunció por la vía penal la okupación tras recibir la notificación de los Mossos el pasado mes de enero. El Ayuntamiento, que comparte la propiedad de la finca con una entidad privada, alegó que desatender el requerimiento de los agentes podría suponer prevaricación. Consultado por este medio, ayer confirmó el recurso porque «no compartía la decisión del juzgado», que «declaraba la inacción del Consistorio y declaraba en precario la ocupación».

Según explica el abogado del colectivo okupa, durante meses no ha tenido contacto directo con el Ayuntamiento de Cádiz. Cuando en julio se decretó el sobreseimiento libre, los okupas de la Casa de Cádiz en Barcelona interpretaron que el Consistorio dejaría pasar la situación tras meses en los que no se personó como acusación particular. Contactar con ellos es «misión imposible», como «un muro infranqueable», denuncia el abogado, que recuerda que el periodo sin respuesta coincidió con la campaña electoral.

El colectivo asegura que está redactando un proyecto para trasladarlo al Consistorio, el cual mantiene su propuesta de que el colectivo se constituya como asociación para cederle el espacio mientras encuentra un comprador. El equipo de Gobierno insiste en que «no ha habido un cambio de opinión» en este sentido.

Los okupas de la Casa de Cádiz intentaron llevar a cabo el convenio con una asociación de Sevilla pero «no hubo respuesta». El abogado solicitó a través de los juzgados iniciar una mediación y al no haber contestación se archivó el caso.