Los niños realizan múltiples actividades lúdicas para aprender jugando. - ANTONIO VÁZQUEZ
MOVILIDAD

Aprender en el cole a ser buen peatón, conductor y usuario de transporte público

Tráfico presenta en San Felipe Neri el 'Juego de la Serpiente', que anima niños, padres y profesores a utilizar formas de movilidad sostenible

CádizActualizado:

Con juegos, obras de guiñoles y películas. Así aprenden los más pequeños de la casa a cumplir las normas de circulación e ir seguros en el vehículo. «En el coche nos sentamos en una silla. Tenemos que ponernos el cinturón. Sabemos que está bien puesto cuando hace click. Semáforo en verde es cruzar y en rojo es parar», repiten a coro un grupo de alumnos de Educación Infantil del colegio San Felipe Neri de Cádiz.

En la clase de al lado, otros niños de la misma edad ven un teatro de guiñol en el que se les explican las normas de circulación. Mientras, en el pasillo, unos cuantos pequeños con la ayuda de los profesores señalan en una gran sopa de letras palabras relacionadas con la movilidad. En el gimnasio, a sus cinco años, Nacho tira el dado gigante que le hace moverse por las casillas del 'Juego de Cleta'. «La señal cuadrada indica parar», dice. Acierta. Y le pasa el dado a su compañero.

Afuera, en el patio, el plato estrella: dos coches de la Policía Local, un vehículo y una moto de la Guardia Civil, con sendos agentes, le esperan. Los pequeños se montan, dan a la sirena y reciben explicaciones de los agentes. El objetivo no es solo que se diviertan sino que tiene «también un objetivo pedagógico», explica Natalia Castillo, coordinadora de Educación Vial de la Jefatura Provincial de Tráfico de Cádiz, «muchos padres meten miedo a los niños con que si se portan mal viene la policía a por ellos, pintando a los agentes como malos. Aquí les intentamos acercar la figura de estos y que sepan que están para ayudarles».

Uno de los juegos de la gymkana.
Uno de los juegos de la gymkana. - A.V.

Juego de la Serpiente

Todas estas actividades conforman la gymkana que los alumnos de Educación Infantil de San Felipe Neri realizan dentro de la III Semana de la Educación Vial que se celebra en el centro gaditano del 11 al 15 de febrero y en la que participan sus 1.500 alumnos. Dentro de la misma, la Dirección General de Tráfico estrena este año la campaña del 'Juego de la Serpiente' que, en San Felipe están realizando los alumnos de Primaria, unos 600 niños y niñas. «Una campaña dirigida a los niños y niñas y a sus padres para animarles a ir caminando y en bicicleta al colegio», señalan desde Tráfico. Y es que, «los datos muestran que el juego aumenta el número de viajes a la escuela en modalidades sostenibles y que reduce las emisiones de CO2».

Coger los hábitos, las conductas y los comportamientos adecuados para un desplazamiento seguro, ya sea como peatón, como conductor o como usuario de transporte público, es la finalidad de estas actividades. En concreto, «el 'Juego de la Serpiente' intenta fomentar los desplazamientos seguros y sostenibles», afirma la jefa provincial de Tráfico, Piedad Sánchez. «Es decir, que el niño intente ir andando, en bicicleta, en vehículo compartido, en transporte público e incluso conductas adecuadas para los padres como que aparquen en un lugar adecuado y que desde ese lugar vengan andando al colegio», explica Sánchez. «Todas las mañanas los tutores preguntan cómo han venido al colegio y entonces se hace un recuento y en las pegatinas se coloca quiénes han venido en esos desplazamientos, los niños bajan a la serpiente que está aquí colocada en la pared y colocan las pegatinas», detalla la jefa provincial de Tráfico. Además, a los padres también se les ha informado al respecto para que intenten tener esos «comportamientos ejemplares».

Los niños y niñas reciben un premio cada vez que alcanzan un punto determinado del póster. Cada colegio elegirá si son premios físicos como mochilas, chalecos reflectantes, timbres para bicicletas, etc. (se recomienda que estén relacionados con la movilidad) o simbólicos como, por ejemplo, menos deberes o quince minutos extra de recreo. Cuando llegan a la cabeza de la serpiente, el premio es mayor y puede consistir en una excursión a pie o en bici u otra actividad atractiva.

La campaña, de dos semanas de duración que elige el propio centro educativo, explica la Dirección General de Tráfico, quiere romper las percepciones negativas de muchas familias, como la preocupación por la seguridad de los niños, y mostrar que las formas sostenibles son también las más divertidas y saludables. «Cuando caminan o montan en bici, los niños y niñas se hacen más conscientes de su entorno y desarrollan habilidades que les protegen. Además, andar y moverse en bici contribuye al ejercicio diario que los niños necesitan. Reduce los atascos y la presión del tráfico en los alrededores de los centros escolares y mejora la calidad del espacio público», detallan. Así pues, el 'Juego de la Serpiente' está diseñado para Primaria. Toda escuela que lo desee, grande o pequeña, puede participar, pues cada una fijará sus propios objetivos al principio de la campaña.

Vehículos de la Policía Local y la Guardia Civil.
Vehículos de la Policía Local y la Guardia Civil. - A.V.

La importancia de los padres

Por su parte, los profesores creen «fundamental dar a nuestros alumnos una educación integral y de calidad y ahí forma parte la educación vial», declara Manoli Montero, directora de Primaria de San Felipe Neri. Una educación vial que se hace de «forma lúdica y atractiva para los alumnos y están todos muy motivados». Además, «los niños enseñan a los padres estos comportamientos seguros». Como representante de los padres, Manuel Pérez, del AMPA del colegio destaca que se intenta educar a los progenitores «al mismo nivel que los niños, que se den cuenta que la seguridad vial es importante para todos. Los padres somos los responsables, los que tenemos que dar ejemplo y, muchas veces, los que más errores comentemos».

Los pequeños se muestran encantados con la iniciativa, «aprendemos a cruzar o a llevar el casco cuando vamos en bicicleta. Y también a tener cuidado porque algunos conductores se distraen con el móvil, por ejemplo», cuenta Hugo, alumno de 6º de Primaria. «También aprendemos lo que significan las señales», declaran al unísono Marta y Lucas, de 3º de Primaria, a los que les gusta ir al cole andando y en bici, respectivamente. En resumen, aprender de forma divertida para cumplir las normas de tráfico y que los pequeños y sus familias estén más seguros.