TRIBUNALES

Dos años de prisión por agredir a dos jóvenes en Cádiz que llevaban prendas con la bandera española

Los procesados, que fueron identificados como miembros de Brigadas Amarillas, han reconocido este lunes los hechos llegando a una conformidad con las acusaciones

La pena de cárcel ha quedado suspendida tras el acuerdo alcanzado

Actualizado:

El Juzgado de lo Penal número 3 de Cádiz ha condenado este lunes a los dos acusados de haber agredido en mayo de 2016 a dos jóvenes a los que asaltaron y agredieron mientras paseaban por San Severiano, en Cádiz, porque llevaban prendas con la bandera de España.

Los procesados, identificados en su momento como miembros del colectivo Brigadas Amarillas, han reconocido los hechos que se les imputaban y, tras llegar a un acuerdo de conformidad con todas las acusaciones, se les ha impuesto la pena de dos años de prisión (que queda suspendida al no tener antecedentes computables en la causa) por los delitos de lesiones agravadas por uso de instrumento peligroso y otro leve también de lesiones.

En sus conclusiones provisionales, la Fiscalía solicitaba para ellos la pena de cuatro años de cárcel y penas de alejamiento de las víctimas de cinco años y por el delito leve una pena de multa de tres meses y un alejamiento de seis meses. Los acusados han abonado a las víctimas la indemnización que se solicitaba.

Como se recordará, la agresión se produjo a mediados de mayo de 2016, cuando las víctimas, de 19 y 20 años entonces, caminaban por la avenida de San Severiano de la capital gaditana y fueron abordadas por dos personas que ocultaban su rostro con un pasamontañas y con un casco integral. Según la denuncia, los agresores se abalanzaron sobre ellos y, tras insultarlos y amenazarlos de muerte, les propinaron varios golpes, utilizando uno de ellos un casco integral que llevaba en la mano.

Desplazados varios indicativos policiales al lugar, asistieron a las víctimas y las trasladaron a un centro de salud debido a las lesiones que presentaban. Así, el grupo de Delincuencia Urbana de la Comisaría Provincial de la Policía Nacional se hizo cargo de la investigación que permitió detener a uno de los presuntos agresores, identificado como miembro de Brigadas Amarillas, cuyos integrantes habrían amenazado a los agredidos en más de una ocasión por utilizar prendas y complementos con la bandera española.

El segundo implicado en los hechos fue también identificado y detenido a las pocas semanas.

En este caso se ha aplicado el agravante de uso de disfraz y de cometer un delito por discriminación ideológica. Además se les ha aplicado la atenuante de reparación del daño, imponiendo finalmente a ambos acusados las penas de dos años de prisión por el delito de lesiones con medio peligroso y la pena de multa de dos meses con una cuota diaria de seis euros por el delito leve de lesiones. La cárcel queda suspendida con la condición de que no cometan ningún otro delito en el plazo de dos años.

Se ha impuesto también penas de alejamiento de tres años y tres meses por el delito de lesiones y de seis meses por el delito leve.

Al haber habido una conformidad de todas las partes, la sentencia es firme.