Uno de los acusados llega de prisión al juicio.
Uno de los acusados llega de prisión al juicio. - A. VÁZQUEZ
TRIBUNALES

«La amordazaron, ataron y le gritaban: '¡la caja, dónde está la caja!'»

Arranca en la Audiencia el juicio a una banda de dominicanos acusada de robar de manera muy violenta en una casa de Cádiz y retener a su dueña

Actualizado:

La Audiencia Provincial de Cádiz acogía este lunes el arranque del juicio a los acusados de formar parte de una banda de ladrones que robaron de manera muy violenta en Cádiz amordazando y reteniendo a la dueña de la vivienda y a su empleada del hogar. En el banquillo de la Sección Primera se sentaron los tres acusados, los dominicanos Leonardo B., Cristian T. y Santos S., los que supuestamente ejecutaron el robo, más otras dos mujeres, que están procesadas por darles la información necesaria para que entraran en la vivienda.

Aunque los tres acusados negaron ante el tribunal haber participado en los hechos que se les imputan e incluso que se conocieran o hablaran entre sí el día de autos, los policías de la Unidad de Delitos Especializados y Violentos (UDEV) de la Comisaría Provincial que llevaron el caso y los detuvieron se ratificaron en sus informes y señalaron sin dudas a los procesados.

A preguntas del fiscal, el instructor de las diligencias recordó de manera muy detallada cómo sucedieron los hechos. Según contó, los agentes llegaron al duplex de Extramuros, próximo a la Plaza del Árbol, donde habían robado poco después de que ocurriera. Allí se entrevistaron con las víctimas. La propietaria se encontraba muy alterada pero la empleada del hogar pudo darles más detalles. Como les contaron recibieron una llamada por parte de la procesada Maribel M, quien era la asistenta de la hija de la dueña de la casa. Les contactó hasta en dos ocasiones para preguntarles por el estado de salud de la señora que acababa de ser operada, algo que, según le comentaron, les extrañó porque nunca se había interesado por ella antes. Minutos después de esta llamada escucharon la cerradura. La propietaria fue hacia la puerta pensando que era su marido pero de repente vio a dos hombres, uno encapuchado y otro con medio rostro tapado. A éste último pudieron identificarlo más tarde.

Los acusados niegan los hechos y aseguran que no se conocen

Los tres acusados de formar la banda que robó de manera muy violenta en una casa de Extramuros en Cádiz negaron ante el tribunal los hechos e incluso aseguraron que no se conocían. Santos S., el señalado por los investigadores como el cabecilla, aseguró que no recordaba dónde estaba el día de los hechos, que se dedicaba a ser «chico de compañía» y que, por tanto, aunque residía en Cádiz viajaba mucho a Madrid. Sí reconoció que había utilizado el Audi A3 que le había dejado un amigo. Además afirmó que su contacto con Leonardo fue para ver si le dejaba la casa para él y una clienta. En el registro le encontraron seis móviles pero dijo que eran de «la niña» (su sobrina pequeña).

Por su parte Leonardo B. aseguró que le robaron el móvil en noviembre de 2015 pero que cuando fue a denunciarlo no tenía el pasaporte y no la resolvió. Además afirmó que el día y hora de los hechos, el 25 de noviembre en torno a la una de la tarde, estaba en Madrid recogiendo a su hijo del colegio. También aseguró que conoce a los otros dos procesados.

Por último, Cristian T. aseguró que nunca había estado en Cádiz y que a Leonardo lo conoció ya en prisión. Sobre las escuchas telefónicas explicó que no fue titular de ese número hasta diciembre cuando compró la tarjeta en Madrid.

Además también testificaron las dos mujeres implicadas. Maribel M., la asistenta de la hija de la víctima que se sospecha que le dio información e incluso una copia de las llaves de la casa, negó también dichas acusaciones y afirmó que de los tres supuestos ladrones solo conocía a Santos porque era el hermano de su amiga Isolina. Ésta última tampoco reconoció estar implicada en el robo y sostuvo que las llamadas que hizo a Santos y que quedaron registradas fueron por motivos personales.