Una terraza del Paseo Marítimo con gran afluencia de público en una noche de verano
Una terraza del Paseo Marítimo con gran afluencia de público en una noche de verano - LA VOZ
TURISMO

El ambiente de las terrazas se topa de nuevo con la normativa

Los camareros de algunos bares del Paseo se ven obligados a protagonizar «situaciones incómodas» al tener que pedirle a sus clientes que se levanten

CÁDIZActualizado:

Lunes 14 de agosto, víspera de festivo nacional tras el fin de semana de la celebración del Trofeo Carranza, centenares de turistas se han desplazado a Cádiz para disfrutar del puente, el tiempo acompaña, ha amainado el levante y la temperatura es agradable. Se dan todos los ingredientes para que el Paseo Marítimo viva un ambiente excepcional con terrazas llenas y los negocios de hostelería haciendo caja. Sin embargo, una vez más, la normativa autonómica choca con las necesidades de una ciudad que se presupone turística y que, en estos meses de verano, intenta paliar las carencias económicas de las que adolece el resto del año.

La escena se viene repitiendo cada fin de semana de verano desde hace varios años, por tal motivo la ampliación de los horarios de apertura de las terrazas viene siendo una reivindicación histórica de los hosteleros, en especial en la zona del Paseo Marítimo, que lamentan tener que verse obligados a interrumpir a los clientes e invitarles a levantarse de sus sillas para poder recoger la terraza. «Es una situación muy incómoda que no beneficia en nada a la ciudad, puesto que esas personas acabarán yéndose a otros lugares donde no se les eche de las terrazas» aseguran los hosteleros consultados. El problema se agrava en fechas señaladas como sucedió en la noche del pasado lunes, un día que, a pesar de ser laborable, a todos los efectos era considerado como fin de semana para quienes pasaban unos días de puente o para quienes el día 15 disfrutaran de una jornada de descanso al ser festivo. Sin embargo, los horarios de las terrazas no van acorde con este ambiente veraniego.

Cabe recordar que, según el decreto de horarios de apertura y cierre de los establecimiento públicos de Andalucía, las terrazas de estos negocios podrán servir consumiciones hasta las 02:00h. con el fin de que éstas estén recogidas a las 02:30 horas. Así, los hosteleros consideran que se hace necesaria, al menos, una hora más de apertura de las terrazas para poder ofrecer un servicio adecuado a la demanda de los clientes, pero lo cierto es que, según declaran, «sobre las dos de la mañana ya empezamos a ver los coches de la Policía por el paseo, se paran en la puerta y te recuerdan que tienes que ir recogiendo» señala Cristóbal León, gerente del bar Tobba quien, además, explica que el pasado viernes fue multado por agentes de la Policía Local por no tener la terraza recogida a las 02:35 horas. Desde el Ayuntamiento aseguran que la Policía, en este caso, «cumple con su deber de velar por el cumplimiento de la normativa andaluza, así como acudir si así lo requiere un vecino que haya denunciado, a título particular, el incumplimiento del horario». Por su parte el empresario hostelero Raúl Cueto asegura que la normativa de la Junta en cuanto a la regulación del horario de las terrazas está «obsoleta» y por eso desde Horeca «estamos intentando mantener un encuentro con responsables del Gobierno autonómico para que apliquen las modificaciones oportunas».

Contradicción de horarios

En cuanto a la noche del la final del Trofeo Carranza se da la paradoja de que, mientras en el Paseo Marítimo las coplas sonaban en escenarios con altavoces hasta casi las cuatro de la mañana, las normativas para las terrazas seguían siendo las mismas, es decir, legalmente las terrazas tendrían que haber estado recogidas a las 02:30 horas según la normativa autonómica, no así los locales propiamente dichos ya que el Ayuntamiento aprobó en Junta de Gobierno la ampliación del horario, en dos horas, para los establecimientos de hostelería y esparcimiento de la ciudad de Cádiz y que son objeto de la Ley 13/99 de 15 de diciembre con motivo de la LXIII edición del Trofeo Carranza. Una ampliación que no afecta a las terrazas según confirma el presidente de Horeca, Antonio de María, quien ha explicado que se está intentando negociar con la Administración autonómica con el fin de flexibilizar los horarios.