La inseguridad jurídica de los empresarios de los chiringuitos pone en duda la apertura en invierno
La inseguridad jurídica de los empresarios de los chiringuitos pone en duda la apertura en invierno - A. V.
Hostelería

Algunos chiringuitos seguirán abiertos en invierno pese a las sanciones del Ayuntamiento

El responsable del Grupo Potito confirma la apertura de sus instalaciones acogiéndose a los permisos otorgados por la Junta

CádizActualizado:

La polémica sobre la situación legal de los chiringuitos en las playas de Cádiz ha ocasionado que, a estas alturas, haya empresarios que no saben si van a mantener sus instalaciones abiertas durante los meses de invierno. La disparidad de criterios entre los empresarios, el Ayuntamiento de Cádiz y la Junta de Andalucía con respecto a la normativa que debe imperar sobre el uso y explotación de estas instalaciones ha llevado a una situación de inseguridad jurídica que está afectando incluso al desarrollo de la actividad.

El primer problema que se avecina a corto plazo afecta al plazo de apertura de los chiringuitos. Por un lado, el pliego de condiciones por el que se adjudicaron estos negocios y cuyo cumplimiento exige el Ayuntamiento de Cádiz, recoge que el plazo de apertura culmina el 31 de octubre, en el caso del negocio ubicado en Cortadura, NahuBeach, y el 30 de noviembre para el resto.

Unos periodos que no se ajustan a la normativa de la Demarcación de Costas, que permite ampliar el periodo de apertura a todo el año, algo a lo que se acogen los empresarios en virtud de la resolución emitida por la Junta de Andalucía que los acredita como titulares de dicha concesión y al permiso temporal concedido por la administración autonómica a la espera de la tramitación del expediente de modificación sustancial que está en curso.

Mientras se acuerdan los criterios que deben prevalecer, posiblemente en los juzgados, los empresarios se plantean qué hacer en los próximos meses. Desde la Asociación de Empresarios de la Costa de Cádiz (AECCA) han puntualizado al respecto que serán los propios afectados los que, a título personal, decidan si mantener abiertos sus negocios, ya que el Ayuntamiento de Cádiz sigue abriendo expedientes sancionadores a quienes, a su juicio, no están cumplimiendo con el pliego de condiciones y hasta que no haya una resolución judicial no se sabrá si los empresarios deben afrontarla o no.

No obstante, ya hay empresarios que han garantizado que sus instalaciones se mantendrán abiertas en los próximos meses. Es el caso de Miguel Ángel Sánchez, propietario del Grupo Potito, con tres establecimientos sobre la playa, que asegura que mantendrá la dinámica de estos tres últimos años, abriendo todo el año. No obstante, el resto de los empresarios siguen valorando la situación antes de dar un paso al frente.

Balance del verano

Por otra parte, el presidente de AECCA, José Antonio Medina, valoró positivamente los resultados obtenidos durante este verano. «Nos encontramos prácticamente en los mismo números que el año pasado, a la espera de los resultados de septiembre, que se incluyen en la temporada de verano», afirmó, a la vez que puso de relieve los malos datos de julio a cosnecuencia del viento de Poniente que imperó en la provincia. «Sin embargo, un magnífico mes de agosto nos ha permitido acabar contentos y paliar así los malos resultados de julio», agregó.