Una imagen de una de las plantas cerradas por las obras que se realizaron el pasado verano en el Puerta del Mar de Cádiz.
Una imagen de una de las plantas cerradas por las obras que se realizaron el pasado verano en el Puerta del Mar de Cádiz. - A. V.
Sanidad

El SAS alarga el plan de verano en el hospital Puerta del Mar de Cádiz con camas cerradas y obras sin terminar

CC OO denuncia el cierre de las 14 habitaciones de Oncología y Patología Mamaria que mantiene a las pacientes distribuidas en otras áreas del hospital

CádizActualizado:

El Hospital Universitario Puerta del Mar sigue sin funcionar a pleno rendimiento desde que el pasado mes de julio arrancara el cuestionado Plan de Verano del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Por entonces, la Junta de Andalucía anunció el cierre de una media de 150 camas del centro hospitalario de referencia en la provincia de Cádiz entre los meses de julio y septiembre con motivo de las vacaciones del personal y para la realización de obras de mantenimiento y reformas en gran parte del edificio. Sin embargo, a día de hoy dicho plan sigue vigente y algunas de las obras que estaban planificadas por los responsables sanitarios aún siguen en marcha y, en otros casos, ni siquiera han llegado a realizarse.

Según fuentes de Comisiones Obreras, en la actualidad aún se mantienen cerrados los controles correspondientes a Oncología y Patología Mamaria. En este caso, solo se han llevado a cabo los trabajos menores, que han sido realizados por el propio personal de mantenimiento del centro y aún se está a la espera de la actuación más importante, que se centrará en los servicios de control y que ha sido adjudicada a una empresa externa. De momento, las pacientes que han sido intervenidas de alguna de las patologías relacionadas con esta área, están siendo atendidas en otras zonas del hospital.

Otra de las áreas con obras es la correspondiente al Control de Hematología-Unidad de trasplante de médula ósea. El Servicio Andaluz de Salud ha informado de que se ha planificado el remozamiento completo del control, con el cambio de cerrajería y ventanas de las habitaciones, para mejor climatización y confortabilidad de los pacientes. Las obras se iniciarán la próxima semana y está prevista su finalización en este mes de octubre.

Además, hay que tener en cuenta, que la planta está cerrada desde el pasado mes de julio, a pesar de que los trabajos no se están llevando a cabo en estos momentos. Desde el SAS indican que el inicio de la obra está pendiente del acta de modificación y que la duración prevista de los trabajos será de dos meses y medio desde su comienzo, por lo que mínimo hasta finales de año no estarán listas.

Fuentes del centro también han asegurado que la unidad de Maxilofacial tampoco está operativa en la actualidad en su ubicación real, ya que esta planta se está utilizando para albergar a pacientes con otro tipo de patologías, por lo que los trabajadores aún no saben dónde serán ubicados en las próximas semanas.

Las obras de la UCI se han retrasado por la nueva Ley de Contratos del Sector Público y coincidirán con una de las épocas más difíciles del año

Tampoco se han llevado a cabo los trabajos de reforma previstos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de adultos, donde se tienen que cerrar cinco camas dentro del programa de obras para esta Unidad, que debe acometerse a lo largo de cuatro años. Desde la Consejería de Salud han insistido en que el retraso en el comienzo de las obras se debe a los cambios que se han tenido que realizar en todo el procedimiento administrativo (por la envergadura de ambos proyectos) tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Contratos del Sector Publico.

El caso de esta reforma es de las que más preocupa al personal, ya que a partir de esta fecha llega el frío y numerosas complicaciones médicas que incrementan el uso de este tipo de unidades, que probablemente se encuentren cerradas cuando más falta van a hacer.

Fuentes de Comisiones Obreras criticaron el retraso en la realización de los trabajos previstos por parte del SAS y pusieron de relieve las consecuencias negativas que esta situación conlleva tanto para los pacientes como para los propios trabajadores. «No entendemos el retraso de unas obras que nos habían prometido que se iban a realizar durante los meses de verano, aprovechando el Plan de Vacaciones, que sería el momento idóneo de llevarlas a cabo. Por lo tanto, a día de hoy estos controles deberían estar abiertos y funcionando». Asimismo, los representantes sindicales de CC OO denunciaron las consecuencias que ello acarrea a los pacientes. «Precisamente hoy que celebramos el Día Mundial Contra el Cáncer de Mamá, estamos lamentándonos porque la Unidad que debe atender a estas mujeres no está disponible, por lo que están siendo atendidas en otras plantas que no son específicas para este tipo de patologías».

Plan de obras

Entre los servicios hospitalarios afectados por las obras de verano se han encontrado la sección de Medicina Interna del Puerta del Mar, que ha cerrado de forma escalonada unas 32 camas entre julio y septiembre. Lo mismo ocurrió con el área de Cardiología, cuyas obras de mantenimiento, obligaron a clausurar 22 camas, así como con las unidades de Cirugía Vascular, Digestivo y Traumatología, que por las labores de mantenimiento y repintado obligó al cierre de una media de 14 camas por sección entre agosto y septiembre.

Tampoco se libró de las reformas el hospital San Carlos, de San Fernando, con motivo de la adaptación de los baños de la séptima planta del inmueble, que supuso la clausura de hasta 22 habitaciones.

De éstas, ya se han podido abrir la mayoría de las áreas que se han visto afectadas de forma importante durante los meses de verano a consecuencia de los trabajos que se han realizado. Se trata de las unidades de Medicina Interna (32 camas), Cardiología (22 camas) , Trasplantes (4 camas), Cirugía Vascular (13 camas), Digestivo (14 camas), Traumatología (14 camas) o Urología (15 camas).

Hay que recordar que el compromiso de la administración autonómica con los sindicatos era abrir todas las plantas afectadas con fecha 30 de septiembre, algo que no se ha producido. De hecho, desde Autonomía Obrera se pidió en su momento que la realización de estas obras no coincidiera con la época estival, para evitar así el habitual colapso que sufre el centro hospitalario a consecuencia de las vacaciones del personal y las insuficientes sustituciones que se llevan a cabo. La realidad es que finalmente, las obras no se han ajustado a la programación y las consecuencias ya se están dejando notar en el hospital.