Juan Carlos I posa con la Benemérita tras recibido con todos los honores.
Juan Carlos I posa con la Benemérita tras recibido con todos los honores. - Antonio Vázquez
GRAN PREMIO DE ESPAÑA DE MOTOCICLISMO

Don Juan Carlos I, el talismán

El Rey emérito, que estuvo presente en un acto con la Guardia Civil de Tráfico, asistió a la exhibición española en MotoGP

JerezActualizado:

El Rey emérito Don Juan Carlos I ha vivido una intensa mañana en las instalaciones del Circuito de Jerez-Ángel Nieto. Desde su llegada poco antes de las 10.30 horas ha contado con una agenda repleta de actividades.

Acompañado en todo momento por su nieto Felipe Juan Froilán, Don Juan Carlos I ha seguido las evoluciones de las tres carreras puestas este domingo en liza sobre el asfalto jerezano. De hecho, poco después de ser recibido por el resto de autoridades presentes en el circuito no dudó en vivir en directo la accidentada carrera de Moto3, que acabó con la victoria de Antonelli. Esta vez no pudo ver el Rey emérito ver a Marcos Ramírez en el podio, ya que el piloto conileño sufrió una desafortunada caída.

Tampoco se perdió el Rey Emérito la segunda cita del día. La convulsa carrera de Moto2, en la que ganó Baldassarri con Jorge Navarro y Augusto Fernández completando el cuadro de honor, la vivió el monarca a pie de pista. Siempre al pie del cañón.

Ahora bien, antes de la gran cita del Gran Premio Red Bull de España 2019, Don Juan Carlos I fue recibido con todos los honores por la Guardia Civil. Claro guiño del Rey emérito a un cuerpo de seguridad que conmemoraba la historia de su sección de tráfico. El público presente en el 'paddock' no lo dudó a la hora de aplaudir y vitorear al monarca y a la Guardia Civil.

Esta última fue la anécdota antes del esperado momento: el Rey emérito coronaba a tres pilotos españoles en MotoGP. Marc Márquez, Álex Rins y Maverick Viñales sellaban un podio para la historia en Jerez. Don Juan Carlos I fue talismán.