Parte de la marihuana incautada en Jerez de la Frontera - L.V.
JEREZ DE LA FRONTERA

Desmanteladas en Jerez dos plantaciones de cultivo indoor y procesado de cannabis

Las plantaciones estaban preparadas para el cultivo acelerado de más de 500 plantas y contaban con todo tipo de maquinaria necesaria para favorecer el rápido crecimiento

Actualizado:

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en Jerez de la Frontera dos plantaciones de cultivo indoor y procesado de cannabis sativa.

Las plantaciones estaban preparadas para el cultivo acelerado de más de 500 plantas y contaban con todo tipo de maquinaria necesaria para favorecer el rápido crecimiento de las plantas y así lograr cuatro cosechas anuales.

Las investigaciones, que se enmarcan dentro del Plan Verde para erradicar el cultivo de Marihuana en la Bahía de Cádiz, han finalizado con la detención de dos personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

En total se han aprehendido 164 plantas de cannabis sativa, un kilo de marihuana, así como más de 11 kilos de cogollos de marihuana listos para su venta.

La primera de las plantaciones estaba instalada en un inmueble ubicado en el casco histórico de Jerez de la Frontera, cuyo interior había sido transformado en cuatro estancias acondicionadas para el cultivo indoor con 45 luminarias de gran tamaño, cinco consolas de aire a condicionado de tamaño industrial, 14 ventiladores, cinco filtros de carbono, seis turbinas extractoras y 65 balastros magnéticos.

La casa contaba con cuatro cuadros de luz de gran potencia conectados a la red eléctrica de forma fraudulenta. En total se han incautado 164 plantas de gran tamaño y más de un kilo de marihuana preparada para su venta. Por todo ello fue detenido el inquilino de la vivienda como presunto responsable de un delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

Intalación en el sótano de una vivienda

La segunda intervención se desarrolló en una vivienda unifamiliar ubicada en la zona residencial cercana a las lagunas de Torróx, donde su propietario había transformado todas las estancias del sótano con el objeto de albergar una completa instalación de cultivo y manipulado.

El registró se realizó en el momento en el que se había llevado a cabo la última cosecha y se estaba ultimando el proceso de secado previo a su introducción directa en el mercado negro. En una habitación específicamente habilitada para este último paso de procesado se intervinieron 11,700 kilos de cogollos de marihuana preparados para su distribución y venta.

Las operaciones han finalizado con la detención de dos personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico. Una vez finalizadas las diligencias los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en Jerez de la Frontera.