TRIBUNALES

Desestimado el recurso de una farmacia sancionada por distribución no autorizada de medicamentos

La sanción acordada en febrero se impuso en su grado máximo al concurrir, además, «circunstancias agravantes de fraude»

LA VOZ
Actualizado:

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha acordado este martes desestimar el recurso de reposición presentado contra la sanción de 300.000 euros impuesta el pasado 23 de febrero al titular de una oficina de farmacia de la provincia de Cádiz, que comercializaba y distribuía, como mayorista no autorizado, medicamentos que previamente adquiría para su negocio a los proveedores legales.

Según el Ejecutivo andaluz, las alegaciones sustanciales incluidas en el recurso ya fueron en su momento expuestas en el propio procedimiento sancionador y asimismo rechazadas, al acreditarse con pruebas tanto la infracción como la voluntad del interesado de llevarla a cabo.

La Ley 29/2006 de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos sanitarios tipifica como infracción muy grave realizar, por parte de las oficinas de farmacia, actividades de distribución de medicamentos a otras oficinas, almacenes mayoristas u otras entidades, centros o personas físicas sin autorización para ello, o bien la realización de envíos de medicamentos fuera del territorio nacional.

Según la Junta, la sanción acordada en febrero se impuso en su grado máximo al concurrir, además, "circunstancias agravantes de fraude, incumplimiento de las advertencias previas, perjuicio causado, permanencia o transitoriedad de los riesgos y beneficio obtenido con la infracción, entre otras".

El procedimiento sancionador fue iniciado en 2015 a raíz de la labor realizada por la Inspección de Servicios Sanitarios de la Consejería de Salud. Durante el pasado año, los profesionales de este cuerpo realizaron 26 inspecciones a oficinas de farmacia por distribución de medicamentos o ventas sin receta en la comunidad autónoma. Cinco de ellas motivaron la apertura de expedientes sancionadores.