CENTRO DE ESTUDIOS HISTÓRICOS

Alertan del riesgo de desprendimiento de la lápida de la casa de Primo de Rivera en Jerez

El CEHA avisa del «deterioro y el peligro» que supone esta piedra situada en la calle San Cristóbal de Jerez

JEREZActualizado:

El Centro de Estudios Históricos de Andalucía (CEHA), asociación cultural no lucrativa que persigue la difusión y promoción de la cultura, historia, arte y realidad andaluza, ha alertado este martes del deterioro de la lápida existente en la pared de la casa natal del general Miguel Primo de Rivera, ubicada en la calle San Cristóbal de Jerez, en la medida que "corre el riesgo de desprendimiento de la fachada y pone en peligro a los viandantes".

En un comunicado, el CEHA ha detallado que la rotura de un caño de desagüe de aguas desde el piso superior y su vertido constante sobre la piedra de Monóvar como material del que está hecho el homenaje labrado al general, «ponen en jaque no sólo la seguridad de los viandantes, sino de la propia obra artística en un inmueble propiedad del Ayuntamiento de Jerez».

El proyecto de lápida fue elaborado por el arquitecto jerezano Francisco Hernández-Rubio y Gómez, por lo que el centro de estudios ha destacado «la importancia artística» de esta obra que, en la medida que está «directamente expuesta no sólo a las inclemencias atmosféricas, sino a la rotura y caída de aguas señaladas, así como al serio deterioro general de la casa en cuestión».

Ante esta situación, el CEHA ha propuesto la retirada de la lápida conmemorativa para su posterior traslado al Museo Arqueológico de la ciudad para su restauración y exposición pública.

Cabe destacar que esta casa fue objeto de una compra por parte del Ayuntamiento jerezano y es Aníbal González quien realiza las reformas correspondientes antes de ser regalada al general el 28 de septiembre de 1929.

«La casa, hoy ampliamente deteriorada, fue devuelta a manos municipales por el Alcalde Miguel Primo de Rivera y Urquijo y desde entonces su abandono es manifiesto hasta el punto de correr un serio peligro de expolio sus rejas, mármoles y azulejos», han concluido desde el CEHA.