Blue Lagoon, cerca de Keflavik (Islandia)
Blue Lagoon, cerca de Keflavik (Islandia) - CC
JEREZ

7 destinos alternativos para viajar desde el aeropuerto de Jerez

Suiza, Alemania o Islandia, alguno de los países que se pueden visitar en vuelo directo desde la provincia de Cádiz

CádizActualizado:

Llega el verano y los vuelos internacionales desde Jerez son la opción más rápida para viajar al extranjero desde la provincia de Cádiz.

El aeropuerto de Jerez renovó su programación de vuelos hace unos meses, coincidiendo con la llegada de la temporada primavera-verano. Estos destinos estarán vigentes hasta el último fin de semana del próximo octubre, fecha en la que se implantará el horario de invierno y, con ello, la campaña de vuelos.

En total, el aeropuerto de Jerez ofrece para esta temporada 25 destinos, de los que 19 son extranjeros. 19 vuelos a Europa desde la provincia de Cádiz. En este artículo se repasan algunos de los destinos alternativos más curiosos para hacer turismo por Europa desde la provincia de Cádiz.

1234567
  1. Dusseldorf (Alemania)

    Nokidoc

    Uno de los destinos alternativos que ofrece el aeropuerto de Jerez en sus conexiones con Alemania, el país al que más vuelos directos dispone. Düsseldorf, ciudad de negocios moderna, dispone de un importante patrimonio histórico.

    Conocida por muchos por su Carnaval, el más famoso de toda Alemania, está bañada por el río Rin. La Ciudad Vieja, el castillo de los condes de Berg, el Monumento de la Ciudad, el edificio del ayuntamiento similar al destruido por los bombardeos... Un paseo por las calles de esta ciudad basta para conocer su importancia en el pasado.

    Se trata de uno de los destinos incorporados recientemente a la programación del aeruopuerto de Jerez, que cuenta con otras conexiones directas con Colonia, Múnich, Hamburgo, Stuttgart, Fráncfort del Meno, Hanóver o Berlín.

  2. Berna (Suiza)

    Shutterstock

    Probablemente la ciudad del país que mejor conserva sus características históricas. La capital de Suiza cuenta con el casco antiguo de Berne, Patrimonio Mundial de la UNESCO, uno de los principales atractivos turísticos de la región. Dispone de seis kilómetros de arcadas, las Lauben, uno de los paseos de compras más largos y protegidos contra la intemperie de Europa.

    Berna también acoge la casa y el museo del físico Albert Einstein, el Bundeshaus -la sede del Parlamento de Suiza, una de las primeras democracias modernas del mundo- y hasta un parque de osos, BärenPark.

    Esta conexión con Suiza es una de las grandes apuestas del aeropuerto de Jerez, que este verano mantedrá este vuelo directo a Berna. También es posible llegar con escalas a ciudades como Zúrich, Basilea, Ginebra o Lugano.

  3. Keflavik (Islandia)

    CC

    La conexión con este aeropuerto internacional es una de las principales alternativas para los viajeros más heterodoxos. Con una población de unos 14.000 habitantes, se encuentra en la península de Reykjanes, a unos 40 kilómetros al sur de Reikiavik, la capital del país.

    Visitar Islandia en verano es, ante todo, una opción segura para quienes huyen de las altas temperaturas. Reykjanes, con un clima subpolar oceánico, cuenta con veranos suaves y un mes de julio seco. Su base aérea fue cedida a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en la década de 1940, aunque los americanos retiraron sus tropas en 2006.

    La provincia además supone el límite entre la placa Euroasiática y de América del Norte. Por eso, es conocido por muchos como un puente entre dos continentes donde, debido a dicha actividad volcánica, existen numerosas fuentes termales y manantiales de azufre. Desde esta ciudad, además, se pueden visitar otras zonas de Islandia.

  4. Knock (Irlanda)

    CC

    La conexión con Irlanda es una de las principales novedades de la nueva programación del aeropuerto de Jerez. La pequeña localidad de Knock, de 600 habitantes, es conocida porque, según se dice, aquí aparecieron la Virgen María, San José y Jesús en forma de cordero, además de San Juan Evangelista en 1879.

    En ese lugar se instaló el santuario de Knock, visitado por los últimos papas. Juan Pablo II lo visitó en 1989, en el centenario de la aparición, dándole así el aprobado eclesial. La basílica, con capacidad para más de 20.000 personas, recibe anualmente la visita de un millón y medio de peregrinos, buena parte de ellos enfermos.

    Del aeropuerto de la provincia de Cádiz salen dos vuelos semanales hacia este destino, desde donde se pueden visitar otras ciudades de Irlanda.

  5. Francfort (Alemania)

    Shutterstock

    Otra de las ciudades alemanas a visitar en verano. Sede de una de las mayores bolsas europeas y del Banco Central Europeo, esta ciudad de Baviera es conocida popularmente como «Mainhattan», haciendo referencia al río que la atraviesa.

    En este lugar los franceses establecieron una curtis regia. Carlomagno en el siglo IX la hace su residencia, convirtiéndola en la capital del Imperio Franco. La plaza de Römerberg, Römer, el puente peatonal Eiserner Steg, la Goethe-Haus (casa de Alberto Durero, el artista más celebre de la ciudad)... Frankfurt ofrece una oferta turística muy variada.

  6. Stuttgart (Alemania)

    CC

    Uno de los principales centros turísticos de Alemania y la sexta ciudad más grande del país. El corazón de la ciudad es la Plaza del Palacio (Schlossplatz), junto a la que se pueden encontrar varios castillos, palacios y edificios religiosos frecuentemente muy visitados por los turistas.

    Además de ser uno de los centros culturales más importantes y más grandes en Alemania y Europa, Stuttgart es considerada la capital mundial del automovil y cuenta con los dos museos más grandes de automóviles (la empresa Mercedes-Benz y Porsche).

  7. Zúrich (Suiza)

    Shutterstock

    En plena llanura central de Suiza cercana a los Alpes se encuentra Zúrich, uno de los destinos directos que el aeropuerto de Jerez ha renovado para esta temporada. Con un paisaje montañoso imprescindible, se trata de un lugar ideal para quienes buscan el contraste de las dos suizas: la urbana y la natural.

    Zúrich dispone de un casco histórico rodeado de un lago de parques que permite disfrutar de la naturaleza en plena ciudad. Los primeros asentamientos de la ciudad datan del siglo 15 a. C, aunque la ciudad moderna sirve de contraste con la histórica, gracias a los numerosos y vanguardistas bancos, tiendas de lujo y modernos bares y cafés.