PROVINCIA

«Hemos estado reclamando la cita del neurólogo hasta que me volvió a dar un síncope en plena calle»

Una mujer denuncia la mala gestión del Hospital de Puerto Real en la tramitación de su cita urgente con el neurólogo y que el médico del DCCU se negó a acompañarla en la ambulancia con carácter urgente»

CÁDIZActualizado:

Una mujer de Alcalá de los Gazules ha denunciado la mala gestión del Hospital Universitario de Puerto Real con respecto al caso de la enfermedad que padece.

Según consta en el documento que registró el pasado día 20 de noviembre en la Comandancia de la Guardia Civil de Alcalá de los Gazules, la denuncia se ha realizado contra «el Hospital Universitario de Puerto Real, así como relata lo ocurrido con el médico de la ambulancia DCCU que les atendió el pasado 12 de octubre de 2018».

Tal y como cuenta en la denuncia la enferma, A. G. M., se encontraba en la calle cuando sufrió un desmayo con convulsiones en su localidad, Alcalá de los Gazules, donde tras ser atendida de urgencia en el centro médico, el facultativo que la socorrió decidió que fuese trasladada de forma urgente al Hospital Universitario de Puerto Real en una ambulancia DCCU acompañada de un médico, debido a las características que presentaba. La enferma estaba semi inconsciente y acompañada de su marido que certifica todo lo que ella relata.

«A día de hoy todavía espero la respuesta a las reclamaciones por la solicitud de cita urgente de neurología»

Los hechos, según la versión de la mujer y su marido son que «al centro médico llegó una ambulancia DCCU junto con el equipo médico que hicieron caso omiso a las indicaciones del médico del centro y asistieron a la mujer durante unos cuarenta minutos, todo ello mientras su marido le solicitaba el traslado inmediato al hospital. «El médico del DCCU decidió no acompañarme en la ambulancia al hospital», relata.

«Mientras, el médico del centro de salud le decía a mi marido que debería ir acompañada por un médico por las condiciones en las que me encontraba». Ante esa situación su marido se opuso al traslado sin médico. En ese momento el médico del centro realizó varias llamadas al estamento superior del DCCU. Finalmente, el médico del DCCU recibió una llamada de teléfono y «por fin se produjo el traslado con médico desde Alcalá al Hospital de Puerto Real». «Yo me encontraba muy mal y no sé cuanto tiempo llegó a pasar pero aún me quedaba el largo camino hasta llegar».

A. G. M fue ingresada en el Hospital de Puerto Real ese mismo día y le dieron el alta al día siguiente con un parte médico que reflejaba que debía solicitar una cita en Neurología con carácter urgente. En dicho parte no especificaba un diagnóstico claro. «Pedí cita y pasaban los días y no me llamaban, por lo que el día 24 de octubre interpuse la primera reclamación», cuenta. Como no la llamaban puso una segunda reclamación al Hospital en el mismo centro de salud de Alcalá con fecha 12 de noviembre.

Ese mismo día por la tarde la mujer volvió a sufrir otro desmayo con convulsiones similar al anterior y fue trasladada en la ambulancia del mismo centro acompañada del médico del centro al Hospital. Fue ingresada, atendida y al cabo de unos dias dada de alta.

«Tengo toda la documentación que acredita lo que hemos denunciado», resalta A. G. M. que considera que ha corrido un riesgo innecesario al no ser tratada a tiempo tanto por la cita como por el suceso de la ambulancia.