Los empresario han costeado los cascos para los guardias civiles.
Los empresario han costeado los cascos para los guardias civiles. - Facebook
GUARDIA CIVIL

Empresarios gaditanos compran doce cascos para colaborar con la Guardia Civil en sus patrullas por Conil

Según Interior, todo responde a una iniciativa del plan turismo seguro que se estaba experimentando en Conil y la donación no es definitiva

«Que se donen unos cascos a la Guardia Civil no es nada excepcional ni es por falta de presupuesto»

ConilActualizado:

La Asociación de Empresarios de Conil de la Frontera (Cádiz) ha comprado para la Guardia Civil 12 cascos para que puedan patrullar por el casco urbano de la localidad gaditana en sus cinco motos. Éstas sí habían sido arregladas por el Ministerio del Interior, pero según cuentan los empresarios, el presupuesto no alcanzaba para los doce cascos «por lo que se solicitaba nuestra colaboración».

Seguramente, sin maldad, sin doble intención, pero esta breve información ha provocado una agria polémica al mezclarse solidaridad con necesidad, y al incluir la caridad entre la obligación. Los empresarios conileños han solicitado más efectivos ya que la población se multiplica en estos meses de julio y agosto debido al turismo y a la afluencia masiva de visitantes. « En conversaciones posteriores con el capitán de Zona D. Carlos Asenso, nos propuso a la Asociación la posibilidad de poder ampliar los servicios, para aumentar la presencia de éste cuerpo en el pueblo, a través de la colaboración de AE Conil, con la adquisición de los doce cascos necesarios para que más efectivos pudiesen utilizar las motos existentes».

Enfado de la Asociación Unificada de la Guardia Civil

Esto ha provocado el grito de protesta, entre otros muchos, de la Asociación Unificada de la Guardia Civil, que califican esta situación de «chapuza» propia de una película «berlanguiana». «La chapuza y la precariedad siguen instaladas en una Guardia Civil que, como si te tratase de una institución cuya eficacia dependiese de la buena voluntad de la sociedad, ahora fía la prestación de sus servicios a la generosidad de terceros. Es el caso berlanguiano que tiene como protagonista a la Asociación de Empresarios de Conil, quienes han debido apoquinar para comprar a escote una docena de cascos con los que guardias civiles puedan patrullar en motocicleta este verano por las calles de esta localidad gaditana». Así se contrariados se muestran desde la AUGC, tal y como han informado en sus canales públicos.

El enfado es palmario. «Ésta es la situación de la Guardia Civil en 2019: falta de personal y de medios apenas parcheada con aportaciones voluntarias de los propios ciudadanos, que además deben confiar buena parte de su seguridad a trabajadores en prácticas sin bagaje profesional alguno».

Acuerdo de colaboración previo y no definitivo

Según fuentes de la Guardia Civil, todo responde a una iniciativa del plan turismo seguro que se estaba experimentando en Conil.

Como se indica, este tipo de donaciones son habituales entre colectivos de las localidades y la Guardia Civil como colaboración de la sociedad con las diferentes comandancias. Además, según indican las mismas fuentes, los cascos no podrán usarse hasta que la Guardia Civil acepte dicha donación, algo que todavía está en el aire.

Más información: «Que se donen unos cascos a la Guardia Civil no es nada excepcional ni es por falta de presupuesto»