Conil

Bandera roja en una playa de Conil tras un problema con la canalización de aguas residuales

Los operarios trabajan a contrarreloj para arreglar una avería en una de las tuberías que las conducía a la depuradora

CádizActualizado:

La bandera roja ondea la playa de la desembocadura del Río Salado en Conil desde este fin de semana. No se recomienda el baño en la Ribera ni en los 400 metros del entorno de su desembocadura -200 metros al levante y otros 200 metros al poniente-, cercana a las playas vírgenes de Castilnovo.

El motivo está en la avería de una tubería que trasladaba las aguas residuales de la localidad. El pasado viernes, en unas obras llevadas a cabo por los operarios para el hormigonado de estas, se produjo un accidente en el trabajo sobre una de las tuberías de impulsión que llevaba el agua desde la EBAR (Estación de Bombeo de Aguas Residuales) hasta la Estación Depuradora.

Ante este fallo, las aguas fecales comenzar a vertirse temporalmente en el río Salado. El Consistorio trasladó la incidencia a la Delegación territorial de la Junta de Andalucía en Cádiz, cuyo protocolo recomienda prohibir el baño en la zona. Desde entonces, los operarios del Ayuntamiento trabajan para que las aguas fecales dejen de ser vertidas en la desembocadura del río.

El concejal de Medio Ambiente, Manuel Vicente Alba, ha insistido en que, a pesar de la actuación en estos 400 metros, «no hay problema» en el resto de playas, según confirman los controles medioambientales realizados. Alba cree que las obras podrían estar finalizadas este mismo miércoles, por lo se resolverían los problemas en la canalización.