Marinus de Plessis sale de Puerto Sherry para continuar su viaje en solitario en moto acuática hasta Atenas
Marinus de Plessis sale de Puerto Sherry para continuar su viaje en solitario en moto acuática hasta Atenas
Record Guinness

Un viaje épico de 11.000 kilómetros en moto acuática y en solitario para concienciar sobre el autismo

Marinus du Plessis consigue un Record Guinness mientras navega del Ártico hasta Atenas para recaudar fondos para el cuidado de personas autistas

CádizActualizado:

Una moto de agua y un empeño personal inquebrantable son las únicas herramientas que Marinus de Plessis esgrime para enfrentarse al reto de recorrer 11.000 kilómetros para recaudar fondos para el autismo. Los desafíos diarios que afrontan estas personas son titánicos y, quizás por eso, Marinus ha decidido enfrentarse en solitario a inmensos océanos helados y kilómetros de mar y olas.

Esta aventura solidaria, que afronta en solitario pero alentado por miles de personas que le apoyan desde las redes sociales, lleva a este intrépido empresario sudafricano desde el Ártico hasta Atenas.

«Paso una media de diez horas al día navegando en la moto de agua, aunque todo depende de las condiciones del mar», explica Marinus en Puerto Sherry, donde ha recalado unos días para proseguir su recorrido hasta Grecia. Salió del Ártico hace más de 40 días y ya ha conseguido superar el anterior Récord Guinness que estaba en 3.074 kilómetros. El empresario lleva recorrido más del doble 7.403 kilómetros, y aún le queda completar la distancia entre Puerto Sherry y Atenas que espera realizar en unas tres semanas. «La gente de Puerto Sherry y El Puerto es muy agradable y le han ayudado mucho», afirma.

«Hago esto por mi hermano autista y en memoria de un gran amigo que, lamentablemente, ya no está con nosotros»

«El récord está muy bien, pero no es mi principal propósito lo más importante es concienciar, vivir la experiencia, conocer gente nueva y descubrir otros lugares». El desafío comenzó el 07 de julio en Rognan, en Noruega. La travesía le ha llevado a navegar por el Mar del Norte y el Canal de la Mancha, la vía fluvial más transitada del mundo. Ahora le toca atravesar el Estrecho para afrontar el Mar Mediterráneo hasta llegar a Atenas. Marinus explica que sobre el papel la travesía no parecía tan colosal y reconoce que durante estas semanas está viviendo un cúmulo de emociones que difícilmente olvidará porque el miedo se entremezcla con felicidad, agradecimiento, cansancio, dolor, esperanza y alegría.

«Soy un hombre en una misión. Quiero aumentar la conciencia sobre los problemas a los que se tienen que enfrentar las personas con estas limitaciones y la mejor manera que conozco es afrontar un desafío de resistencia en una moto de agua. Hago esto en honor a mi hermano autista, en la memoria de un gran amigo, que lamentablemente ya no está con nosotros y en recuerdo de Nelson Mandela».

Los fondos recaudados se destinarán a Autism South Africa para apoyar a los niños afectados y conseguir proporcionar sillas de ruedas. El desafío de Marinus de Plessis coincide con un año trascendental para Sudáfrica ya que en 2018 se celebra el centenario del nacimiento de Nelson Mandela, un líder que sigue inspirando a la humanidad y que insta a todos los ciudadanos a contribuir para hacer del mundo un lugar mejor a través de pequeños actos de bondad.

>> Sigue y apoya la iniciativa solidaria de Marinus de Plessis

Mapa de la travesía y recuerdo a un amigo fallecido
Mapa de la travesía y recuerdo a un amigo fallecido