David de la Encina, en el momento de la investidura como alcalde en 2015.
David de la Encina, en el momento de la investidura como alcalde en 2015. - L. V.
POLÉMICA DAVID DE LA ENCINA

El PP de El Puerto, contundente: «De la Encina tiene que dimitir»

«Es un hecho gravísimo que muestra que no compitió en igualdad con los demás, ya que iba dopado con un sueldo que pagamos todos con nuestros impuestos»

CádizActualizado:

El secretario general del PP en El Puerto, Javier Bello, ha querido hacer pública su sorpresa e indignación al conocer la noticia aparecida en LA VOZ y ABC y difundida en las redes sociales de que David De la Encina solicitó ser liberado de su trabajo en una fundación de la Junta de Andalucía para dedicarse a hacer campaña electoral en las elecciones locales de 2015.

Para Bello, «resulta asombroso el descaro con el que De la Encina pide directamente y sin rodeos a sus superiores, la directora de la fundación Andalucía Emprende, Vanessa Bernad, la secretaria general provincial del PSOE, Irene García y al consejero de Presidencia, Jiménez Barrios, que se le exonere dee la obligación de ir a trabajar para dedicarse con toda intensidad a realizar la campaña política del PSOE a la Alcaldía de El Puerto».

«Cosa que hizo siete meses antes de la elecciones y no se ha desmentido ni probado que no consiguiera. Es un hecho gravísimo que muestra que no compitió en igualdad con los demás, ya que iba dopado con esa ayuda extra de cobrar un sueldo sin ir a trabajar. Un sueldo de una institución pública que pagamos todos con nuestros impuestos. Algo muy diferente al caso de otros candidatos, que seguimos en los puestos de trabajo o negocio, haciendo la jornada laboral o pasando un montón de horas tras la barra de un bar o de un comercio mientras dedicamos el tiempo libre a la actividad política», apunta Bello.

«De la Encina usó toda clase de tretas y subterfugios»

El secretario general del Partido Popular en El Puerto insiste en sus críticas: «Es una muestra más del talante de De la Encina, que no dudó en usar toda clase de tretas y subterfugios para conseguir el sillón de la Alcadía, incluso haciendo ese pacto con los radicales que no duró más de un año y ha provocado un parón de cuatro años en la gestión de la ciudad. También de la irresponsabilidad con la que los socialistas manejaban la Junta de Andalucía para favorecer a los suyos y sus objetivos políticos de forma fraudulenta. Otra muestra más de la trama del PSOE Andaluz, que utilizaba la Junta como trampolín para conseguir alcaldías».

Finaliza Bello: «De la Encina, si le queda algo de vergüenza, debería dimitir ya como alcalde y renunciar a presentarse a las elecciones locales de dentro de dos meses, por el bien de la política, el juego limpio y por el de El Puerto».