Miembros de la UPR salen con el ariete tras una de las entradas realizadas. - M. ALMAGRO
SUCESOS

Nuevo ataque policial al tráfico de drogas y la tenencia ilícita de armas en El Puerto

Tres detenidos en un operativo contra el cultivo de marihuana y la posesión ilegal de armas en el Barrio Alto portuense

Revólveres, pistolas y subfusiles simulados, entre el material intervenido por la Policía Nacional

Actualizado:

La batalla policial contra el tráfico de drogas, contra aquellos que, por ejemplo, se dedican a comprar y vender al menudeo es constante. Pero a los puntos de venta habituales de sustancias como el hachís o el 'rebujo' (cocaína con heroína) se han sumado en los últimos meses cada vez más sitios donde, además de trapichear, se planta. Donde uno mismo en su casa, o en otra, se monta el negocio y así no tiene que depender de proveedores ni de andar repartiendo ganancias. La marihuana se extiende, se oculta en cualquier piso o parcela desde donde también se distribuye a terceros que hacen lo propio. Y así se va formando una espiral que parece no tener fin.

Sin embargo, y mientras que vaya contra la ley, se sigue combatiendo. De nuevo este viernes en El Puerto, el Grupo de Estupefacientes de esta Comisaría le volvía a plantar cara a este tipo de tráfico. Tras realizar una investigación, reunir pruebas y obtener los pertinentes mandamientos judiciales para realizar los registros, ponían en marcha un amplio dispositivo que tomaba dos puntos 'calientes' de la localidad: la barriada La Vid y Los Milagros. Y efectivamente encontraron ‘maría’ en los lugares sospechados. Sin embargo, en esta intervención se incautaban también de varias armas. Algunas reales y otras simuladas.

La acción empezaba primero en la Vid. Hasta el número 11 de la calle Uva Pedro Ximénez llegaban los agentes apoyados por efectivos de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Comisaría portuense. Los policías irrumpían en el bajo del portal 13 e iniciaban el registro ante la mirada, cada vez más numerosa de los vecinos, que se iban arremolinando en la calle. De allí se llevaban detenidos a dos jóvenes acusados de un delito contra la salud pública (se encontraron unas 130 plantas de cannabis y bellotas de hachís), otro por fraude eléctrico, ya que había hecho un enganche ilegal para mantener sus plantas, y además, por tenencia ilícita de armas. Según pudo comprobar este periódico, los agentes hallaron en la vivienda dos revólveres, una ballesta y dos subfusiles simulados.

Una de las armas intervenidas.
Una de las armas intervenidas. - M. Almagro

Una vez hecho este trabajo, la acción se desplazó a Los Milagros, uno de los focos de la ciudad donde actualmente está más activo el tráfico de estupefacientes. Tanto es así que la presencia del importante dispositivo en la Plaza de la Merced no pareció alterar mucho a los vecinos, quizá acostumbrados ya a escuchar como retumba el ariete en las puertas desde hace tiempo. Miradas, cuchilleos pero todo dentro de esa normalidad que se le ha dado a lo que para muchos otros no es nada normal.

De nuevo con apoyo de radiopatrullas custodiando el perímetro y de la UPR los agentes entraron en otro piso, un cuarto en el número 5. El detenido les acompañó y pudo ver como le requisaban otro centenar de plantas y al parecer un arma. También había enganchado la luz de forma ilegal. La operación continuaba en otra localidad próxima de la Bahía. La investigación, que comanda el Grupo de Estupefacientes, continúa abierta.