El pequeño Álex y su carta del colegio.
El pequeño Álex y su carta del colegio. - LA VOZ
REDES SOCIALES

El niño americano que se volvió loco con las croquetas de Romerijo

Álex, un niño estadounidense, quedó tan encantado con su comida en El Puerto que hasta escribió una carta en su colegio

El PuertoActualizado:

Los Brady (no la tribu, 'otros' Brady) son la típica familia norteamericana que en estos días de vacaciones navideñas han aprovechado el descanso para recorrer mundo y viajar a esos lugares señalados en el mapa. Qué decir, Cádiz, y para ser más exactos El Puerto de Santa María.

Viajaban con su pequeño Álex, que a su corta edad (9-10 años) ya conoce los placeres culinarios de esta maravillosa tierra. Aparte del mar, del río Guadalete y la Bahía, de los cien palacios o el Castillo de San Marcos, a Álex le volvieron loco las croquetas de Romerijo.

Con una amplia sonrisa recibían con sorpresa la noticia los empleados y dirigentes de esta prestigiosa empresa familiar, dedicada a la elaboración y venta de mariscos. Álex se lo pasó tan bien esa noche del 1 de enero, en la que incluso pudo ver como cocían las gambas y demás manjares en este local de la Ribera del Marisco, que hasta lo reflejó en una carta en su colegio sobre las vacaciones.

«My favourite thing to eat...». En castellano. «Mi alimento favorito son las croquetas, una comida típica española, rellenas de jamón y queso. Y mi lugar favorito para comerlas es Romerijo, en El Puerto de Santa María»

Esta misiva escolar tenía bastante repercusión al compartirse por las redes sociales. La propia empresa se ponía en contacto con la familia para agradecerle esa fidelidad y el reconocimiento. «Nos devolvieron las gracias porque al pequeño Álex nosotros le habíamos alegrado el día». Lo que no hagan las croquetas.