El festival de títeres se desarrollará hasta el 29 de agosto
El festival de títeres se desarrollará hasta el 29 de agosto - LA VOZ
TEATRO

Títeres La Gaviota protagoniza esta semana dos nuevas sesiones del Festival Titirituci

La obra 'Pascual Patroclo y sus muñecos' se representará este martes en la Plaza Mayor, mientras que el jueves será turno para 'La princesa encantada' en la plaza del Bicentenario de la Batalla de Chiclana

ChiclanaActualizado:

La Plaza Mayor y la plaza de Las Banderas acogerán este martes y el jueves dos nuevas sesiones del XXX Titirituci Festival de Títeres de Chiclana, que se desarrollará hasta el 29 de agosto y que en ambas ocasiones estará protagonizada por la compañía Títeres La Gaviota. Así pues, la primera de las representaciones será 'Pascual Patroclo y sus muñecos', que hará disfrutar a los más pequeños este martes martes a las nueve y media de la noche en la Plaza Mayor.

De esta forma, el nacimiento de una planta, un pescador y su travieso perro, unas casas que se arman y desarman, un gato dormilón son algunas de las historias creadas a partir de situaciones cercanas al mundo del niño, y donde éste puede participar activamente en apertura a su imaginación y necesidad de comunicación constantes.

Por otro lado, el jueves 25 de julio, también a las nueve y media de la noche, pero en la Plaza del Bicentenario de la Batalla de Chiclana, en la primera pista de la playa de La Barrosa, se representará la obra 'La princesa encantada', en la que una troupe de actores viajando en un tren llega al teatro dispuesta a representar una obra. En ella una bella princesa es encantada por el terrible Ogro Pepón, al que también le gusta cantar, aunque no lo hace tan bien como nuestra querida princesa. Los títeres-actores y sus personajes se confunden en esta fantasía con giros insospechados. He aquí un fantástico cuento para deleitar y deslumbrar a los pequeños.

Hay que resaltar que Títeres La Gaviota se crea en Buenos Aires, Argentina, en 1974, fundada por Adriana Cardone y Luis Ghiringhelli. A principios de 1976 comienzan una gira latinoamericana por Paraguay, Perú, Ecuador, Colombia y Panamá para continuar por Francia y Holanda, y a finales de ese mismo año llegan a España. Se radica definitivamente en Madrid, donde desarrolla su labor artística basándose en la investigación de las diversas técnicas de muñecos. Sus espectáculos parten de ideas propias y cuentos tradicionales, y reflejan la realidad cotidiana reinventada con elementos fantásticos.