El alcalde, José María Román.
El alcalde, José María Román.
CHICLANA

Los populares acusan al alcalde de Chiclana de «rayar la prevaricación» con la municipalización

Afirman que Román busca seguir manteniendo «una red clientelar en torno a una camarilla de trabajadoras»

Actualizado:

El Partido Popular asegura que «la decisión de Román de llevar a cabo la municipalización a sabiendas de que era ilegal raya la prevaricación». Una actuación que para los populares «no tiene otro fin que seguir manteniendo una red clientelar en torno a una camarilla de trabajadoras».

«Son muchas las trabajadoras de ambos servicios que han contactado con nosotros en estos días, a raíz de la publicación de la sentencia y que nos trasladan la enorme preocupación que sienten ante esta situación a las que las ha abocado el PSOE habiéndose demostrado que el PP siempre dijo la verdad».

En este sentido, los populares trasladan el sentir de las trabajadoras a las que «les da pavor hablar en público o mostrarse contrarias a la opinión de las cabecillas, por miedo a represalias o despidos. Simple y llanamente se ha instalado un régimen de terror cuasi mafioso. Todos hemos podido oír los audios en los que se demuestra el enchufismo en la plantilla y en cómo es necesario ir contra el PP para poder permanecer trabajando».

Desde el PP acusan a IU y PCSSP de ser cómplices de esta situación puesto que han preferido «el aplauso fácil a plantear con seriedad una situación que va más allá de la bondad o no de la municipalización sino que trata del futuro laboral de estas trabajadoras que Román ha puesto en auténtico riesgo».

«Mientras que en Cádiz, el alcalde de Podemos, José María González, o el portavoz del PSOE, Fran González, muestran su preocupación ante la sentencia de Chiclana, y coinciden con el PP en que esta situación pone en riesgo los puestos de trabajo, Román, como un rey loco capaz antes de incendiar la ciudad que admitir sus errores, asegura que no existe problema alguno. La sentencia es clara, la municipalización es ilegal y la consecuencia es el despido de las trabajadoras. Si para Román esto no es un problema es que directamente no sabe ni dónde está de pie».

Ante esta actitud, los populares exigen al resto de concejales socialistas que tenga un mínimo de humanidad, que dejen de reírle las gracias a Román y les planten cara. «Sobre sus conciencias recaerá el destino de estas trabajadoras».

«Lo vamos a decir muy claro, quien quiera mantener su trabajo que se acerque al PP. Nosotros sabemos lo que hay que hacer. Queremos que las trabajadoras tengas buenas condiciones laborales, pero el camino a seguir no era la municipalización. Hay que explorar nuevas fórmulas y vías dentro de la legalidad».