José María Román seguirá siendo alcalde de Chiclana.
ALCALDÍA EN CHICLANA

José María Román vuelve a alzar el bastón de alcalde en Chiclana

El regidor chiclanero ha recibido el apoyo de Ganemos Chiclana e Izquierda Unida para su investidura

ChiclanaActualizado:

No ha habido sorpresas este sábado de feria en Chiclana. José María Román ha sido reelegido alcalde y gobernará la ciudad los próximos cuatro años. Para ello, el Partido Socialista, que obtuvo nueve concejales en las elecciones municipales del pasado 26 de mayo, ha contado con el apoyo de Izquierda Unida y de Ganemos Chiclana, con dos concejales cada uno.Un pacto entre las tres formaciones, que ya se anunciaba a finales de esta semana. Así pues, Román, profesor, licenciado en Biología, ha obtenido la mayoría de 13 necesarios para revalidar su mandato al frente de la corporación municipal chiclanera.

Ésta queda compuesta por nueve concejales del PSOE, seis del PP, tres de Ciudadanos, dos de Ganemos, dos de IU, otros tantos de Podemos y uno de Vox. Siete formaciones políticas que hacen que el Ayuntamiento chiclanero sea el más diverso de toda la provincia de Cádiz.

A las 11.00 horas de la mañana de este sábado 15 de junio ha dado comienzo la sesión constitutiva de la corporación municipal de Chiclana para el periodo 2019-2023. Tras leer el acta con los nombres de los 25 concejales electos se ha constituido la mesa de edad. Una mesa que, curiosamente, han conformado José María Román, como concejal de mayor edad y el más joven, José Alberto Cruz, ambos del Partido Socialista.

Tal cual lo previsto

Seguidamente, uno a uno, los concejales chiclaneros han ido jurando o prometiendo su cargo repitiendo la fórmula que establece la ley (el Real Decreto 707/1979) para ello. Sin sorpresas ni salidas de tono. Es decir: «Juro (o prometo) por mi cociencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de concejal de este excelentísimo ayuntamiento, con lealtad al Rey, y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado».

Habiendo tomado posesión de sus cargos, para los concejales ha llegado el momento de elegir al alcalde. Aunque el resultado se preveía, el ambiente concentraba algo de tensión. La mesa de edad ha propuesto que la votación fuese secreta, lo que han apoyado todos los grupos municipales menos Podemos. Así pues, desde ese momento la urna ha sido el centro de todas las miradas. En orden alfabético los recién nombrados concejales han depositado la papeleta con el nombre del candidato votado. Nombre a elegir entre los cuatro candidatos que se han presentado a tal efecto: José María Román, cabeza de lista del PSOE; Andrés Núñez, del PP; José Ángel Quintana, de Ciudadanos y Jorge Luis Guerrero, de Podemos.

El recuento de las papeletas ha dado como resultado el esperado. Sin sorpresas, excepto una abstención (previsiblemente de la concejal de Vox, Susana Candón), cada uno de los candidatos ha obtenido el respaldo de los concejales de su formación. Todos menos José María Román, cuyo nombre se ha repetido en 13 papeletas. Entre aplausos el candidato del PSOE ha sido proclamado alcalde de Chiclana, revalidando su mandato para los próximos cuatro años.

Espíritu de consenso y diálogo

La sesión constitutiva de la corporación municipal de Chiclana ha terminado con la intervención de los portavoces de los siete grupos, en orden inverso a los resultados obtenidos en las elecciones municipales del 26 de mayo y de menor a mayor número de concejales. Todos ellos han coincidido en su compromiso de trabajar los próximos cuatro años por los ciudadanos, dialogando y llegando a acuerdos.

Susana Candón, de Vox, que se estrena en el Consistorio chiclanero ya que este partido ha obtenido representación por primera vez en el mismo, ha encabezado el turno de palabra. Candón ha agradecido a las chiclaneros la confianza depositada en su persona, «pese a no ser conocida» en el municipio. «No es un camino fácil pero seré la china en el zapato para que dentro de cuatro años nuestro crecimiento sea exponencial al trabajo realizado», ha advertido.

Tras ella, ha llegado el turno de Adrián Sánchez, de Ganemos Chiclana, uno de los socios de gobierno del alcalde. «Mi obligación es actuar y luchar por todos los chiclaneros», ha dicho Sánchez. Al tiempo que ha recordado que tienen por delnate cuatro años para «modernizar nuestra ciudad». «Atender y resolver los problemas en Chiclana es nuestra obligación. Aquí la única línea de color que debemos tener clara es la de la responsabilidad y el respeto», ha afirmado, al tiempo que ha solicitado a los concejales del resto de las formaciones políticas, su colaboración y «unidad en torno al bien común».

El testigo de Ganemos lo ha cogido el otro socio de gobierno del PSOE en Chiclana, Izquierda Unida y su cabeza de lista, Roberto Palmero que, en primer lugar ha querido dirigirse a sus hijas, «que son los que más sufren esta labor». «En un ratito estaremos en la feria», les ha dicho. Seguidamente, ha advertido al resto de concejales, «los tiempos que vamos a vivir van a ser de hablar y discutir mucho». «Creo que es la responsabilidad de todos los que estamos aquí que esta ciudad salga ganando», ha dicho el líder de IU, que se ha comprometido a «ser dialogantes pero también duraos cuando haya que serlo».

Seguidamente ha llegado el turno de Jorge Luis Guerrero, de Podemos, cuyos dos concejales en Chiclana han asegurado que van a «fiscalizar, apoyar y reflexionar para que el gobierno local vaya más allá del partidismo». «Es necesario que haya gente en las instituciones que diga que se puede, como ocurre cuando nos dicen que no se puede evitar el que se construya en el pinar de Sancti Petri», ha dicho. «Vamos a construir una alternativa más social, sostenible y ambiciosa», ha afirmado Guerrero. Asimismo, ha denunciado que «pactar un gobierno de mayoría absoluta monopoliza las decisiones a 13 personas que constituyen el tripartito». No obstante, ha subrayado que los votos de su corporación en los próximos años, «no se van a guiar por sectarismos sino por lo que sea mejor para Chiclana».

El siguiente en tomar la palabra ha sido José Ángel Quintana, de Ciudadanos. «Estaremos atentos a vuestra gestión, apoyando lo correcto, proponiendo lo necesario y controlando lo prometido», ha dicho al recién reelegido alcalde. Quintana ha afirmado que su formación asume «el mandato de las urnas de estar en la oposición» y que velará por que «cada euro que salga delas arcas municipales sea una inversión, no un gasto». «El 26 de mayo la ciudadanía eligió pluralidad pasando de cinco a siente corporaciones. Una nueva etapa y realidad que hacen necesaria una nueva forma de hacer política», ha subrayado. Según el líder de la formación naranja, los grandes problemas de Chiclana son el empleo, las infraestructuras, el urbanismo y la seguridad. «Chiclana necesita soluciones y las necesita ya», ha concluido.

Entonces ha llegado el turno de la segunda formación más votada, tras el PSOE, el PP y su cabeza de lista, Andrés Núñez. «25 chiclaneros tenemos la oportunidad de representar a otros 86.000», ha recordado Núñez, «aquí venimos a defenderles». Una ciudad que, según el PP, se enfrenta a importantes retos: «regularización del PGOU, mejora de la gestión urbanística, mantener un turismo de primera categoría, potenciar el centro o diversificar la economía mejorando las infraestructuras». «Hay que bajar impuesto», ha dicho el candidato del PP a José María Román. Y dirigiéndose al alcalde le ha aconsejado que se aleje «de la política mediocre y partidista y tenga presente que cuenta con el PP. No tenga miedo a las presiones de sus socios». Pero le ha advertido, «del mismo modo que tendemos la mano estaremos vigilantes ante el habitual despilfarro y los incumplimientos».

Por último, la concejal Cándida Verdier ha hablado representando a su partido, el PSOE. «El Ayuntamiento chiclanero es de una alta diversidad, por las fuerzas de izquierdas predominan», ha analizado. «Nuestro único objetivo es trabajar por el bienestar de los ciudadanos. El compromiso del PSOE es hacer de Chiclana una ciudad mejor para que los vecinos puedan disfrutar de una mejor calidad de vida» y para ello «vamos por buen camino», ha afirmado. Durante su discurso, Verdier ha puesto de relevancia varias veces los 50 millones de euros concedidos por la Unión Europea «para realizar más inversione públicas, como la EDUSI y la ITI». «Debemos seguir trabajando para que Chiclana continue siendo el motor económico de la Bahía», ha dicho.

«Un privilegiado»

«He sido invitado a la fiesta de este mundo y mi vida ha quedado por ello bendecida. Han visto mis ojos y escuchado mis oidos. Mi papel en la fiesta no fue otro que tocar con mi instrumento, y yo lo he hecho lo mejor que he podido», con esta cita de Rabindranath Tagore ha comenzado José María Román su discurso tras haber sido nombrado alcalde por segunda vez consecutiva.

Román se ha comprometido y ha animado al resto de concejales a trabajar para que en Chiclana crezca la calidad de vida y la empleabilidad. Asimismo, ha afirmado que en su gobierno predominará la «lealtad institucional» también con la Junta de Andalucía. Y pondrá en marcha un plan de empleo municipal. «Nos corresponde hacer un esfuerzo mayor para la red de calles y caminos», conseguir una ciudad «con mejores aparcamientos y glorietas». «Reivindicaremos y lo haremos esgrimiendo argumentos para convencer a las otras instituciones», ha dicho el alcalde chiclanero. «Confiamos que este sea el periodo en el que se haga realidad la almadraba de Chiclana», ha especificado respecto a proyectos. Además, «el PGOU debe ser un modelo de desarrollo y sostenibilidad».

«Me siento un privilegiado. Vuelvo a ser el alcalde de Chiclana con un gran equipo. Me encanta el trabajo que hago y trabajaré para que Chiclana sea un pueblo muy feliz», ha concluido José María Román entre aplausos y con el bastón de mando en las manos.