Chiclana Natural cumple 30 años gestionando el Ciclo Integral del Agua en la ciudad

El 21 de abril de 1987, el extinto Servicio Municipal de Agua pasó a convertirse en una sociedad anónima de capital cien por cien municipal

Actualizado:

El pasado viernes se cumplió 30 años de la fundación de la empresa municipal Chiclana Natural. El 21 de abril de 1987, el extinto Servicio Municipal de Agua pasó a convertirse en una sociedad anónima de capital cien por cien municipal. Su objetivo inicial era contar con estructura más dinámica y ágil para asumir retos del Ciclo Integral del Agua de un municipio en permanente expansión. Tanto es así que en los 30 años transcurridos la ciudad ha duplicado su población hasta situarse por encima de los 83.000 habitantes.

Joaquín Páez, delegado municipal de Medio Ambiente y vicepresidente de Chiclana Natural, señaló que «los chiclaneros deben sentirse orgullosos de contar con una empresa de capital íntegramente público que ha abierto camino en estos 30 años en muchas iniciativas relacionados con el agua y el Medio Ambiente, tanto en la provincia como Andalucía.

Una red de 1.000 kilómetros

Así, Páez recordó que actualmente «la empresa municipal gestiona una red de abastecimiento, alcantarillado y pluviales cuya longitud de 1.000 kilómetros sería equivalente a la distancia entre Chiclana y Barcelona; y que, al mismo tiempo, hace frente a las necesidades de la ciudad en materia de Medio Ambiente y Playas, entre otras responsabilidades; materias éstas que para cualquier ciudad forman parte de sus señas de identidad».

No sería hasta el año 2001 cuando la empresa pública asumía las competencias municipales de a Delegación de Medio Ambiente, incluyendo, además, la recogida de residuos limpieza viaria, áreas de reciclaje, así como la gestión de playas de La Barrosa y Sancti Petri.

La evolución de los clientes también ha sido significativa. A la finalización de 2016 el número de ciudadanos con contrato de agua era de 35.508; contabilizándose 296 más que en el año 2015. Esta cifra triplica a la que se registraba en el año de la fundación de Chiclana Natural, cuando el municipio contaba con 42.000 habitantes.

En cuanto a las expectativas de futuro, Joaquín Páez indicó que el principal reto «a corto plazo va a ser la prestación de servicios a los nuevos desarrollos urbanístico al amparo del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)».