CAMPAÑA AGLOMERADO

El Ayuntamiento destina casi 680.000 euros para el asfaltado de 35 calles de la ciudad

Las empresas interesadas en ejecutar esta actuación pueden presentar sus ofertas hasta el 27 de noviembre

Actualizado:

El Ayuntamiento de Chiclana, a través de la Delegación de Vías y Obras, ejecutará en los próximos meses una nueva campaña de aglomerado, en la que se procederá al asfaltado de un total de 35 calles de la ciudad y que supondrá una inversión de 678.539,40 euros.

En este sentido, las vías que serán objeto de esta campaña de aglomerado se dividen en dos lotes, uno primero formado por las calles Abanicos, Espronceda y Bilbao, Dalia, Jacintos, Níspero, Plutón, Maestro Melchor Fernández, avenida de los Enamorados, Venencia, Quencia, Hibiscos, Drago, Acacias, Adelfas y Tamarindo, con un presupuesto base de licitación de 199.706,30 euros; y un segundo lote formado por las calles Clavellinas, Gladiolos, María Auxiliadora, Mistral, Flor de Lis, avenida de la Industria, Pintor Valdés Leal, Vendaval, camino del Arroyo, Bonanza, Ancla, San Valentín, avenida de la Música, Cántaros, San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús, Terral, Huracán, Dublín y Jesús Nazareno, con una presupuesto base de licitación de 478.833,09 euros.

Así, tras la aprobación en la Junta de Gobierno Local del pasado 23 de octubre del proyecto de campaña de Aglomerado, conforme el proyecto técnico redactado por el jefe de Servicio de Proyectos y Obras, el Departamento de Contratación ha procedido a publicar el anuncio de licitación de las obras. De esta forma, las empresas interesadas en ejecutar dichas actuaciones tienen hasta el próximo 27 de noviembre a las 13.30 horas para presentar sus correspondientes ofertas en el Registro General de Entrada de Documentos del Ayuntamiento. Posteriormente, se llevará a cabo la Mesa de Contratación para la adjudicación de las obras de los distintos lotes, para lo cual solo habrá un único criterio de adjudicación, en este caso, el precio.

En cuanto a las actuaciones previstas en el proyecto, que cuenta con un plazo de ejecución de tres meses desde el inicio de las obras, estas consistirán en la eliminación de los tramos que se encuentran en mal estado, bien por demolición o bien por fresado de la superficie, para posteriormente proceder a la extensión de una capa de regularización que varía en espesor dependiendo del estado de la calzada y, por último, la colocación de una capa de rodadura de aglomerado asfáltico en todo el ancho del tramo.