Vídeo: La Policía rescata a seis personas de ahogarse tras el choque de dos narcolanchas

Los accidentados quedaron a merced de las olas con un fuerte temporal de levante. La rapidez de los agentes y la colaboración de un ciudadano que dejó y pilotó su barco para ir a por ellos fueron determinantes

Actualizado:

Dos de la tarde de este pasado martes. Un helicóptero de la Policía Nacional que está peinando la zona del Estrecho ve algo extraño. Dos embarcaciones se encuentran a merced de las olas en medio de un fuerte temporal de levante con varios tripulantes en su interior. Ha colisionado una contra otra. Una de ellas está encallada y el mar los deja a la deriva. Son semirrígidas de gran capacidad de las que se utilizan normalmente para hacer alijos o para llevar combustible a alta mar a las narcolanchas.

El helicóptero da aviso de lo que ocurre de inmediato. Hay que actuar rápido porque los tripulantes llevan ya tiempo en el agua y pueden ahogarse. Hay seis personas. Los agentes que acuden al servicio le piden a los ciudadanos que en ese momento se encuentran en la playa de los Toneleros (La Línea) una embarcación para poder realizar el rescate. Un ciudadano se presta voluntario y cede su lancha a los policías con los que va a socorrer sin perder ni un segundo a los náufragos.

La situación es extrema. Uno de los accidentados ya ha perdido las fuerzas y se está hundiendo. Sin dudarlo, un agente se tira a por él y lo sube al barco donde le hacen los primeros auxilios. Tras ser estabilizarlo lo trasladan junto al resto al puerto de la Atunara.

De esta forma, gracias a la colaboración ciudadana y a la actuación de los agentes, fueron rescatados del agua sanos y salvos todos los integrantes de la embarcación hundida, quienes recibieron posteriormente la asistencia de los servicios sanitarios. Uno de ellos, debido a al cuadro de hipotermia que presentaba, fue trasladado hasta el Hospital del SAS.

Hay una investigación abierta para aclarar los motivos de la colisión y para esclarecer la actividad que estaban desempeñado en el mar en ese momento.