Así quedó la patrullera de la Guardia Civil.
Así quedó la patrullera de la Guardia Civil. - LA VOZ
NARCOTRÁFICO

Una narcolancha embiste a una patrullera de la Guardia Civil en Algeciras

En el ataque, arrancó dos motores de la embarcación y pudo consumar su huída hacia Marruecos

CádizActualizado:

Una patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil ha sido embestida esta madrugada por una narcolancha cuando intentaba interceptarla en aguas de la bahía de Algeciras (Cádiz).

Según han informado a Efe fuentes de la Guardia Civil, los hechos se han producido cuando dos embarcaciones del Servicio Marítimo detectaron una lancha de las empleadas habitualmente para el narcotráfico navegando en aguas de la bahía.

Ya en el lugar, se detectó una semirrígida trimotora, de las utilizadas para el tráfico de drogas, de unos 12 metros de eslora, con cuatro tripulantes y que carecía de matrícula, folio o nombre identificativo, que al detectar la presencia policial emprendió huída, desobedeciendo las órdenes de los agentes de la autoridad actuantes de parar motores para ser abordada.

Durante la persecución, que se prolongó durante más de 45 minutos, la semirrígida sospechosa de narcotráfico realizó continuos cambios bruscos de dirección, cortando en varias ocasiones el rumbo de navegación de la embarcación oficial, llegando a generar un grave peligro para los mercantes que transitaban por el canal de navegación.

Sumada a la persecución una segunda embarcación de la Guardia Civil pudo darse alcance a la narcolancha, que en un momento de su huída giró de forma brusca, en una maniobra temeraria, intencionada, y con ánimo homicida, de poner rumbo de colisión contra la semirrígida del Servicio Marítimo, embistiéndola por su popa y pasándola por encima causándole graves daños en sus motores, flotadores y casco, quedando inutilizada para la navegación. Los tres Guardias Civiles que la tripulaban resultaron ilesos.

La semirrígida huída fue perseguida por la segunda patrullera de la Guardia Civil, que finalmente tuvo que desistir de la persecución para prestar auxilio a la tripulación accidentada, poniendo los huidos rumbo a las costas de Marruecos.

La Guardia Civil ha solicitado la colaboración de las autoridades marroquíes con las que ya se está trabajando conjuntamente para proceder a la detención y puesta a disposición judicial de los autores del atentado perpetrado.

Se instruyen diligencias para esclarecer los hechos y depurar las responsabilidades penales de los presuntos narcotraficantes, que pusieron en grave riesgo la vida de los Guardias Civiles. Y es que a la embarcación le arrancó dos motores y le ha dañado un tercero y un radar.

Pese al fuerte impacto, los agentes no han resultado heridos. La narcolancha consiguió darse a la fuga en dirección a Marruecos.

La Guardia Civil ha abierto una investigación y mantiene contactos con las autoridades marroquíes para tratar de identificar a los tripulantes.