TRIBUNALES

Detenido un joven en La Línea con ocho órdenes de búsqueda por varios hurtos

El joven ha ingresado en prisión de manera preventiva tras pasar a disposición judicial

CÁDIZActualizado:

La Policía Nacional ha detenido en La Línea a un joven de 22 años de edad al cual le constaban ocho órdenes de detención emitidas por varios juzgados de España por su presunta participación en varios hurtos.

El joven, que fue localizado tras ser identificado como presunto autor de varios hurtos cometidos en la localidad, ha ingresado en prisión de manera preventiva tras pasar a disposición judicial.

En un comunicado, la Policía ha explicado que la investigación se inició tras recibir en la Comisaría de La Línea una denuncia por el hurto al descuido de un bolso en cuyo interior se encontraba una 'tablet' valorada en más de 700 euros. Posteriormente, se presentó una denuncia por la sustracción de un ciclomotor en el interior de una vivienda.

Los investigadores de la Brigada de Policía Judicial centraron sus pesquisas en identificar al presunto autor de los robos, el cual debía de ser un delincuente itinerante que se habría desplazado hasta la ciudad para cometer dichas actividades delictivas.

Fruto de las gestiones realizadas, los investigadores recabaron indicios incriminatorios suficientes que determinaban la identidad del presunto autor, el cual resultó ser un joven de 22 años y natural de Alicante.

Este joven se trata de un supuesto delincuente itinerante especializado en la comisión de delitos contra el patrimonio en distintas ciudades, entre ellos hurtos, robos con fuerza y robos con violencia. Los investigadores comprobaron que el presunto autor tenía en vigor ocho órdenes de búsqueda y detención ordenadas por los Juzgados de Alicante, Villajoyosa, Almería, Granada y Benidorm, por su presunta implicación en delitos contra el patrimonio.

Tras ser plenamente identificado, se estableció un dispositivo de búsqueda y gracias a las vigilancias efectuadas, el investigado fue localizado en el domicilio en el que se había establecido en La Línea. Los agentes comprobaron durante las vigilancias que el reclamado evitaba tener mucho contacto con el exterior y adoptaba extremas medidas de seguridad en sus desplazamientos.

La detención se realizó con el apoyo de los agentes del Grupo Operativo de Respuesta perteneciente a la Brigada de Seguridad Ciudadana, a sabiendas de su propia conflictividad y del lugar de donde residía, así como de la propia familia que lo encubría.

Una vez finalizado el atestado policial, el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en La Línea, cuyo magistrado decretó el ingreso en prisión para el detenido.