La bandera española ondeando frente a la 'Roca'.
La bandera española ondeando frente a la 'Roca'. - LV
BREXIT

El Campo de Gibraltar y el Brexit: ¿Alguien puede acompañarle a la salida?

La comarca vive la confirmación del Brexit entre el alivio por la promesa de fluidez en el paso de la verja y el temor a la posible fuga de empresas

La Línea de la ConcepciónActualizado:

Los campogibraltareños respiran algo más tranquilos tras el principio de acuerdo para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), el proceso conocido como Brexit, aunque las dudas persisten porque se desconoce la letra pequeña, por lo que la sensación generalizada es que puede haber sorpresas desagradables.

La garantía de que se mantendrá la fluidez en la Verja y de que se respetarán lo derechos de los trabajadores españoles en Gibraltar, al menos durante un periodo transitorio de dos años, ha llevado una relativa la tranquilidad a una comarca que tiene a más de 10.000 personas trabajando en Gibraltar, la inmensa mayoría de La Línea de la Concepción, y que deben cruzar a diario la Aduana para ganarse la vida porque al otro lado no encuentran empleo. El alcalde de La Línea de la Concepción, Juan Franco, se muestra satisfecho con este acuerdo marco tras revisar el protocolo específico para Gibraltar, que consta de cuatro memorandos y un acuerdo internacional sobre fiscalidad, y en especial el que más afecta a la Línea, referido a los derechos de los trabajadores transfronterizos. Eso sí, se muestra cauteloso: «Parece que se garantiza el libre tránsito de los trabajadores por el paso fronterizo de Gibraltar y se recoge por escrito».

Fuga de empresas

No obstante, sigue demandando un plan especial para la ciudad por sus especiales características y connotaciones. Además, confiesa también su preocupación por una posible fuga de empresas de Gibraltar a otros lugares de la UE, lo que puede provocar despidos y un incremento del desempleo en una población azotada por el paro. El desempleo en La Línea supera el 30% de la población activa.

Y no son sólo los puestos de trabajo. La dependencia económica de Gibraltar en la zona es incuestionable. El impacto económico de Gibraltar en esta comarca está cifrado nada más y nada menos que en 695 millones de euros al año. Sobre el posible aumento de impuestos en el Peñón al tabaco, el alcohol y la gasolina, la repercusión en la zona será evidente, aunque el regidor linense confía en que ello supondrá una disminución de una de las principales lacras de este municipio junto al narcotráfico, el contrabando de tabaco.

Demandas históricas en saco roto

En la Asociación de Trabajadores Españoles en Gibraltar (Ascteg) hay sentimientos encontrados. Y es que aunque se garantiza la libre circulación de este colectivo, en el acuerdo nada se dice de medidas para solucionar sus demandas históricas: la consideración de trabajadores transfronterizos para que sus coberturas sociales y laborales sean equiparables a las del resto de ciudadanos de la UE.

«No podemos ocultar nuestra preocupación porque en dicho preacuerdo no se dice nada de determinados asuntos, por ejemplo, sobre cómo se nos va a sustituir la tarjeta sanitaria europea que tenemos por algo equivalente en España que nos permita a los trabajadores y a nuestras familias acudir a los médicos como en la actualidad», señala el portavoz de Ascteg, Juan José Uceda.

Tampoco se sabe nada sobre si habrá cambios en las escasas o nulas prestaciones de este colectivo por cuestiones como bajas por enfermedad, accidente, maternidad y, principalmente, la prestación por desempleo, que hasta ahora se vienen cobrando en España. Hay un ejemplo revelador de la clara desventaja de estos trabajadores: al mes y medio de estar de baja dejan de cobrar.

La fluctuación de la libra esterlina es otro factor que les afecta, y mucho. Desde que se anunció el Brexit han perdido un 20% de poder adquisitivo por la bajada de la libra. Y es que además, este colectivo soporta una agravio comparativo tremendo: al resto de compatriotas que trabajan en la UE los años se le contabilizan como cotizados en España pero en Gibraltar no. Además, desde hace unos años sufren una doble imposición de impuestos, por lo que pagan sus tributos en Gibraltar y en España, algo que no sucede en ningún otro país de la UE.

Un Brexit muy blando

En el Grupo Transfronterizo, que aglutina a agentes sociales y económicos de ambos lados de Gibraltar, también expresan su satisfacción, aunque igualmente con reservas. «Por ahora, es un Brexit tan blando que parece que no haya Brexit. Por lo tanto, satisfechos de momento aunque estaremos vigilantes», asegura Lorenzo Pérez-Periáñez, portavoz del Grupo Transfronterizo. En este grupo se celebra que se garantice el libre tránsito de los trabajadores por la Verja pero se alerta de que el acuerdo debe proteger el tejido empresarial que acoge a estos trabajadores y la actividad económica del Peñón, ya que sin los millones de turistas que entran al año por la Verja se perderían numerosos puestos de trabajo que dependen del turismo. La mayoría de los trabajadores españoles en Gibraltar están empleados en el sector servicios. En cuanto a la modificación de la fiscalidad del tabaco, Lorenzo Pérez-Periáñez alerta de que se debería apostar por un negocio alternativo «ya que hay muchos trabajadores transfronterizos en los almacenes de tabaco».

Un plan específico para la zona

El Campo de Gibraltar lleva lustros reclamando un plan especial que incluya medidas para crear empleo, mejorar la formación, ventajas fiscales y mejores infraestructuras para paliar los efectos del Brexit. Algunas de estas medidas, que se piden especialmente desde La Línea, han sido incluidas en el Plan para el Campo de Gibraltar que el Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes, dotado con cerca de mil millones y en el que, según el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, habrá una partida importante para favorecer la implantación de empresas. De hecho, el plan contempla la creación de una zona franca en Los Barrios, una medida que se viene pidiendo históricamente en La Línea para competir en igualdad de condiciones con Gibraltar.