empresa

Redelsur niega delito en Delphi y señala a la administración concursal como responsable

La empresa pide a Medio Ambiente una rectificación en sus medidas cautelares y también «al honor» por considerar que se ha «precipitado en sus conclusiones»

Actualizado:

Los responsables de Redelsur niegan que se haya cometido «delito alguno» en las instalaciones de Delphi, que «fueron cerradas de manera catastrófica» en cuanto al alcantarillado, y han añadido que, en caso de haberse cometido alguna infracción, «la responsabilidad habría sido de la administración concursal» de Delphi, que ha sido la encargada de «limpiar todo el subsuelo», como entiende que tendría que haber procurado la Consejería de Medio Ambiente tras el cierre de la multinacional a fin de «evitar contaminaciones y derrames».

Así lo ha indicado Redelsur en un comunicado remitido a Europa Press después de que la Guardia Civil informara este lunes de la clausura de la empresa de tratamiento de residuos y de la imputación de dos de sus responsables por, supuestamente, acumular y verter hidrocarburos sin autorización. La Junta, por su parte, ha abierto un expediente sancionador y ha reforzado la vigilancia para evitar el «funcionamiento ilegal» de la instalación, apuntando que carece en este momento de los permisos necesarios para ello.

Al respecto, Redelsur reclama «una rectificación» a la Consejería de Medio Ambiente en sus medidas cautelares y también «al honor» por considerar que se ha «precipitado en sus conclusiones».

Igualmente, tras recordar que llevan «casi un año y medio esperando», ha solicitado a la Junta un «interés real» en la apertura de una infraestructura «necesaria para la Bahía de Cádiz» y que permitirá la creación de "más de 150 puestos de trabajo".

Situación de las instalaciones

Ha explicado que cuando Redelsur adquirió las instalaciones el 1 de junio de 2014, la planta de tratamiento de aguas allí existente --con depósitos abiertos que no tienen techo y expuestos, por tanto, a la lluvia-- tenían «unos dos millones de litros de aguas». Según ha indicado, había «un depósito más bajo que contenía solo agua de lluvia y otros dos o tres con agua con hidrocarburos».

Cuando llegaron en junio acometieron trabajos de adecentamiento de los jardines y de las naves, invirtiendo en ello una cantidad importante de dinero. Sin embargo, comenzaron las lluvias y «se inundaron las instalaciones, saliendo residuos de hidrocarburos por las bocas de alcantarillado».

Ha explicado que la red de alcantarillado de las instalaciones adquiridas por Redelsur --que era la parte que Delphi dedicaba al tratamiento de sus residuos-- era «una alcantarilla interna que no tiene salida al exterior y todo lo que iba a esa alcantarilla era enviado a los depósitos de tratamiento de agua oleosa de Delphi».

Se da la circunstancia, según ha asegurado, de que ese sistema de alcantarillo «estaba todo obstruido y lleno de residuos de hidrocarburos». Destaca que se trata de una red que, por sus dimensiones, «contienen unos 100 litros por cada metro, y hay miles de metros distribuidos por toda la instalación».

Papel de la administración concursal

Ante sus quejas a la administrador concursal mediante la persona que ejerce de "enlace" entre la misma y Redelsur, la administración concursal contrató a una empresa para la limpieza de todas las tuberías del alcantarillado y de los fosos que estaban también "llenos de lodos de hidrocarburos".

Ha explicado que, aunque la persona que ejerce de enlace "trabaja para la administración concursal", Redelsur le venía pagando "2.970 euros mensuales", apuntando que "es contratado por imposición en el contrato de arrendamiento".

Así, ha asegurado que es esa persona la que "habilita para que sean almacenados en los mismos depósitos donde estaban las aguas con hidrocarburos todos los residuos líquidos que salen de esas operaciones de limpieza". Otra parte de los residuos, concretamente los sólidos, "son almacenados por la administración concursal en otro lugar que desconocemos, pero dentro de las instalaciones de Delphi", al que "jamás" han tenido acceso.

Por tanto, asevera "Redelsur no interviene absolutamente en nada", agregando que "si en esa limpieza de alcantarillado ha habido alguna fuga a la depuradora de agua con hidrocarburos, Redelsur es totalmente ajena a esos trabajos, ya que ni hace los trabajos ni tan siquiera es Redelsur el que contrata".

Avería y claúsula

Añade que, por indicación de la Consejería de Medio Ambiente, se detectó que había una avería en la red de ese alcantarillado de oleosos, lo que se comunicó a la administración concursal.

Detalla que como se había habilitado una cláusula en el contrato que implicaba que, ante cualquier eventualidad de este tipo, la administración concursal sólo corría con los primeros 30.000 euros, "si no sería motivo de resolución del contrato", Redelsur aceptó hacer esos trabajos por los 30.000 euros en las mismas condiciones en las que se había contratado a la empresa anterior.

En esos trabajos de reparación de tubería de alcantarillado y de limpieza del vertido se tardaron "más de dos meses", saliendo "casi a diario unos 30.000 litros de aguas contaminadas que eran depositadas en los mismos depósitos antes mencionados". Por tanto, "Redelsur fue contratada por la administración concursal" para acometerlos, de lo que la empresa dio cuenta "a las máximas autoridades".

Entienden que esta situación haya sido "una sorpresa" para la Junta, ya que "habían obligado a Delphi a vaciar todos los residuos y, pensando que no había una gota de residuos, se han encontrado con 5.000 toneladas". Redelsur achaca esta situación a que Delphi "había vaciado los depósitos, pero no los residuos que circulaban por los subsuelos, ni lo que había acumulado en las distintas fosas por debajo del suelo que había en la fábrica".

Por ello, insiste en que, aunque comprenden la "sorpresa" de la Junta ante los residuos allí acumulados, "tenían que haber escuchado a Redelsur antes de acusar", pues "alguien ha cometido negligencia dejando las instalaciones en la forma en la que nos la encontramos, y ese alguien no ha sido Redelsur", que insiste en que "no ha intervenido en ningún momento en la acumulación de los residuos allí almacenados".

Finalmente, reitera que Redelsur "no ha almacenado una gota en esos depósitos" y añade que "la única" limpieza que acometen con un residuo peligroso es la de "un depósito de 2.500 toneladas de fuel". Afirma que los residuos de esa limpieza fueron "debidamente gestionados y enviados a un gestor autorizado", ya que Redelsur "en ningún momento lo quiso mezclar con los residuos que había en las instalaciones".