El Casino Militar ha sido una de las grandes operaciones
El Casino Militar ha sido una de las grandes operaciones - A. V.
patrimonio público

La gran inmobiliaria de Cádiz, el Estado

El Gobierno central da salida a casi 2.000 metros cuadrados en inmuebles en Cádiz

e. martos
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Estado se ha convertido en la mayor inmobiliaria de Cádiz desde que decidiera sacar a la venta gran parte de sus propiedades para conseguir liquidez y ahorrar gastos. El amplio catálogo de viviendas, solares y locales comerciales que lleva poniendo en el mercado desde hace dos años ha generado interés entre los inversores, que tienen las miras puestas en los inmuebles de menor tamaño y un interés escaso en las grandes parcelas o los edificios singulares.

Desde que el Gobierno central anunciara el llamado Plan de Racionalización del Patrimonio Inmobiliario de la Administración General del Estado en julio de 2013 se ha logrado dar salida a casi 2.000 metros cuadrados en propiedades repartidas por la capital gaditana.

Entonces llamó la atención la gran cantidad de inmuebles que las instituciones públicas mantenían en la ciudad aún a pesar de llevar años cerrados. Tal es el caso de los cuatro locales comerciales y una plaza de garaje que la Dirección General de Patrimonio subastará el próximo mes de febrero.

El Boletín Oficial de la Provincia (BOP) recogía el anuncio el pasado día 15, abriendo así el plazo para presentar ofertas. Todos se encuentran situados en la calle Acacias, en pleno barrio de Bahía Blanca, donde la demanda inmobiliaria continúa siendo alta. Desde hace varios años estas propiedades, situadas en el número 15 y 15 duplicado, han permanecido sin uso durante y ahora se ofrecen en el mercado libre. El mayor de todos se encuentra en la primera planta del edificio y dispone de 419 metros cuadrados.

Los demás oscilan entre 79 metros y 138 metros. La plaza de garaje no supera los 25 y sale a un precio mínimo de 9.400 euros. Ese es el importe de referencia, pero se adjudicará a aquel que presente la oferta de mayor cuantía en sobre cerrado.

Esta es una de las fórmulas más habituales que utiliza el Gobierno central para desprenderse del lastre inmobiliario. Ya lo ha llevado a cabo con otro local en la calle García Escámez, de 147 metros, ubicado en el mismo barrio, que ha salido a subasta por un precio mínimo de 192.485 euros.

Es precisamente en esta zona donde se localiza el mayor número de inmuebles del catálogo del Gobierno central y, quizá los que han despertado más interés. Ya hay inversores sobre la pista de la docena de locales que Defensa tiene previsto sacar a la venta en la avenida de la Marina, frente al Instituto Hidrográfico. Su puesta a la venta se ha visto retrasada y aún no está cerrada ni se ha definido en valor de salida de ninguno de ellos.

En el momento en el que se elaboró el catálogo del Plan de Racionalización que gestiona el Ministerio de Hacienda, ocho de los doce se encontraban vacíos, mientras que los otros cuatro restantes cuentan con inquilinos que usan los locales para sus actividades profesionales –un par de papelerías, un almacén y un negocio de fontanería–.

Las dimensiones oscilan entre los 176 metros cuadrados, el de mayor envergadura, a los 42 metros cuadrados, el más pequeño. Uno de los mayores atractivos que presentan para su adquisición es la ubicación. Situados en una de las zonas residenciales más cotizadas de la capital y con pocas posibilidades para la nueva construcción es posible que logren comprador con facilidad. En condiciones parecidas saldrían los locales de la avenida Duque de Nájera. Dos de ellos de 188 y 115 metros ya han sido adjudicados en subasta, y aún quedan otros cuatro más que están pendientes de salir al mercado.

Uso residencial

Varios de estos locales ya están preparados para un uso residencial, de hecho, Defensa ya había sacado al mercado de alquiler dos de los que ahora serán subastados en la avenida Duque de Nájera, pero el mayor volumen de viviendas adaptadas se encuentra en el número 1 de la calle Ángel, donde los cuatro bajos tienen esa utilidad, pero para los que tampoco se ha decidido aún el precio.

La venta del Casino Militar en plena calle Ancha sí fue una de las grandes operaciones que se cerraron el año pasado y que ha permitido dar más margen al Ministerio de Defensa. Esta finca, de 853 metros cuadrados fue vendida por casi 882.000 euros y se destinará a un alojamiento hotelero, aunque aún no se han iniciado las obras de reforma y no está prevista ninguna fecha para su apertura.

Adif también logró hacer caja el año pasado con la adjudicación de una de las dos parcelas que sacó a subasta. En este caso sólo tuvo suerte con una de menor tamaño –de 546 metros cuadrados– con la que se hizo un empresario malagueño para instalar una gasolinera junto a la avenida de Astilleros. La mayor, de 3.348 metros cuadrados de superficie, se sacó el verano pasado a un precio inicial de 9,23 millones en un segundo intento que tampoco tuvo buen resultado.

Lo último en encontrar salida ha sido una de las bóvedas del Baluarte de San Roque que estaba en manos del Ministerio, el que mayor número de propiedades tiene en la capital. El Ayuntamiento se había interesado por este inmueble y estaba en conversaciones con Defensa en virtud de un acuerdo para ello.