industria naval

El astillero de San Fernando empieza el 28 de noviembre la construcción del BAM

La planta isleña prepara las instalaciones para el corte de chapa del nuevo barco de la Armada, mientras sigue con las lanchas de desembarco de Australia

J. Rodríguez
Actualizado:

El astillero de San Fernando ya cuenta con fecha en el calendario para iniciar la construcción del nuevo Barco de Acción Marítima (BAM) para la Armada Española. El corte de chapa de los primeros bloques tendrá lugar el próximo 28 de noviembre. A partir de ese momento comenzará la ejecución de uno de los programas de defensa más ambiciosos, donde la planta isleña es pionera. El astillero de San Fernando abordó entre 2007 y 2012 la construcción de la primera fase de este programa naval, que significó la construcción de cuatro barcos específicos (‘Meteoro’, ‘Rayo’, ‘Relámpago’ y ‘Tornado’), destinados a la protección y control del tráfico marítimo.

Sin embargo, La aprobación de la segunda fase de los BAM ha tardado en llegar. El Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero dejó sobre la mesa el proyecto en 2011, pero nunca lo llegó a dotar de presupuesto. El PP se hizo con el poder en noviembre de 2011 y tras repasar la deuda del Ministerio de Defensa, unos 29.494 millones de euros con fabricantes de armamento y material, decidió aplazar hasta nueva orden las inversiones. Tras fijar un plan de saneamiento, en el que participa también el Ministerio de Industria, el Gobierno de Rajoy rescató el programa de los BAM el pasado febrero, cuando el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció la contratación de nuevas unidades.

En abril se desveló que serían dos BAM y en mayo, en vísperas de las elecciones europeas, se aprobó su financiación. Cabe recordar que la segunda fase de este programa está integrada por cuatro buques. De momento, se construirán dos, que se reparten entre los astilleros de San Fernando y Ferrol.

El Consejo de Ministros del 1 de agosto autorizó finalmente la firma del contrato de ejecución. La construcción de ambos barcos para la Armada española se llevará a cabo entre 2014 y 2019 con un coste estimado de más de 166 millones de euros por unidad. De hecho, los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2015 ya anuncian esta inversión, cifrada en 333 millones de euros.

Este contrato se celebra mediante ‘Orden de Ejecución’ al amparo del convenio entre el Ministerio de Defensa y Navantia y el plazo de construcción de los dos buques será de aproximadamente 30 meses, lo que supondrá en conjunto un total de 2,2 millones de horas de trabajo, tanto propias como de la industria auxiliar.

El programa incorpora importantes novedades tecnológicas que incluyen desarrollos de I+D. Además, afectará a la mayoría de líneas de actividad de la compañía, ya que también dará trabajo a los negocios de Motores de Cartagena, Turbinas de Ferrol, o Sistemas de San Fernando y Cartagena. Por otro lado, en la construcción de estos dos BAM se integrarán los equipos y sistemas de otras empresas nacionales.

La planta de San Fernando compatibilizará en 2015 el BAM con la terminación de ocho lanchas de desembarco para la Marina de Australia.

Noticias relacionadas:

Cristóbal Montoro anuncia un contrato de Defensa para Navantia

El ministro Montoro confirma el «compromiso» con la provincia

La aprobación del BAM provoca un cruce de reproches entre PP y PSOE