CÁDIZ

La alcaldesa señala a la Junta como responsable de parón del nuevo puente

Martínez recuerda que el gobierno andaluz exigió «la modificación final del proyecto» para el ensanche de los tableros que precisa el tranvía

CÁDIZ.Actualizado:

La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, se mostró ayer tajante respecto a los motivos que han ocasionado la paralización de las obras del segundo puente por parte de Dragados, asegurando que el cese de los trabajos «es una medida de presión al Ministerio de Fomento por parte de la empresa».

«Dragados ha decidido unilateralmente el cese temporal de los trabajos», explicó la primera edil de la ciudad, que aclaró que «a diferencia de 2010, cuando las obras se paralizaron por falta de fondos en el Ministerio, el parón es consecuencia en esta ocasión de la disparidad de valoraciones -en materia económica- entre Dragados y Fomento respecto a la modificación final del proyecto. Es más, Dragados y Fomento llevan trabajando unos meses en esa modificación y están condenados a llegar a un entendimiento para que los trabajos se reinicien lo antes posible».

La alcaldesa dejó claro que no es consciente de a cuánto ascienden las diferencias económicas entre los proyectos que defiende cada parte: «Yo no sé cuánto dice cada uno que cuesta esta parte del proyecto, ni cuánta es la disparidad de dinero entre ambos, pero lamento profundamente que después de un parón de dos años como el que sufrió la obra, ahora que había cogido velocidad se vea frenada una vez más. Repito que son medidas de presión de la empresa constructora para que el Gobierno acepte su valoración del proyecto adicional». Cabe recordar que Dragados ha pedido cuentas al Ministerio, entre otras cosas, por la reordenación de la glorieta de El Corte Inglés y por el tramo desmontable, cerrándose ambas modificaciones una vez que la obra había sido adjudicada.

Pero la regañina a la constructora se quedó sólo en eso, en un tirón de orejas de la alcaldesa, porque Teófila Martínez apuntó directamente a la Junta de Andalucía como culpable, en su origen, de la paralización de los trabajos. Así, recordó que "esa modificación final del proyecto no la pidió el Ayuntamiento de Cádiz, sino la Junta de Andalucía, que quería una ensanche de los tableros del puente para la ubicación de los raíles del futuro tranvía que recorrerá la Bahía de Cádiz». Además, Martínez aprovechó la ocasión para recordarle a la administración andaluza que «se comprometió a poner 30 millones de euros» para el ensanche de los tableros y no cumplió con su cometido. «Al final fue el gobierno de Mariano Rajoy el que tuvo que desembolsar esa suma», añadió.

La alcaldesa, que hizo trabajo de hemeroteca y se presentó ante los medios con un buen número de recortes de prensa referentes a las obras del segundo puente desde que comenzaron, reconoció que en actuaciones de esta envergadura es normal que haya modificaciones. «Fijaos si se ha modificado veces el proyecto inicial, que de los 270 millones con los que se adjudicó la obra en su inicio, vamos ya por unos 450".