Las catas arqueológicas en el solar permitieron descubrir importantes yacimientos púnicos. :: ANTONIO VÁZQUEZ
CÁDIZ

La construcción de la nueva Subdelegación del Gobierno acumula seis años de retraso

El Ayuntamiento acaba de conceder al Estado una prórroga de la licencia de obras después de su paralización por la falta de recursos económicos

ANTONIO M. DE LA VEGA amvega@lavozdigital.es
CÁDIZ.Actualizado:

Una de las parcelas más valiosas de la capital gaditana, la que ocupa los números 1 y 3 de la avenida Andalucía, colindante con las Puertas de Tierra y situada junto a una de las zonas residenciales más importantes de la ciudad, sigue siendo, desde hace seis años, uno de los puntos negros de la trama urbana de la ciudad.

Fue en 2008 cuando se derribó la antigua sede de la Subdelegación del Gobierno de Cádiz. Muchos años antes desapareció la sede de Radio Juventud. Y desde entonces se han presentado proyectos, se han buscado alternativas a la inutilidad del espacio, se han realizado trámites burocráticos y se ha excavado allí para encontrar nuevos hallazgos que prueban la antigüedad de Cádiz. Pero sobre todo, lo que se ha visto en ese punto, que es paso obligado para todo el que quiera entrar o salir del casco histórico por la avenida principal de la ciudad, son malas hierbas y polvo.

El pasado viernes, el Ayuntamiento de Cádiz concedió una nueva prórroga a la licencia de obras, en manos de la Administración del Estado. La alcaldesa, Teófila Martínez, no quiso hacer más sangre de la cuenta con el retraso de esta actuación, que de haberse cumplido los plazos iniciales debía estar a punto de finalizar. Dijo simplemente, en un intento de justificar al Gobierno, que «al haber aparecido allí una serie de tumbas fenicias, se está intentando modificar el proyecto del edificio porque nosotros mismos hemos solicitado que los hallazgos se pongan en valor de alguna manera para que se puedan visitar, aunque sea dentro de la nueva Subdelegación». Ahora bien, tampoco podía obviar lo evidente y reconocía que «en un momento como el actual también es lógico suponer que habrá dificultades presupuestarias para ejecutar un proyecto de este calado».

Desde la Subdelegación del Gobierno no se da una justificación oficial, aunque hace ya tiempo que se tiene asumido que no hay dinero para ejecutar la obra, cuyo presupuesto asciende a 32 millones de euros.

La propia Subdelegación y el Ayuntamiento de Cádiz han intentado buscar soluciones temporales al abandono de los solares. La última y que ha sonado con más fuerza es la de adaptar el espacio para la instalación de un aparcamiento en superficie, pero la aparición de las tumbas púnicas en los glacis de Puerta Tierra también ha acabado por aplazar esa idea.

Entretanto, los diferentes servicios que ofrece la Administración del Estado en Cádiz siguen repartidos por distintos puntos de la ciudad, con el gasto que esto conlleva y que se pensaba evitar con la centralización de todos los organismos públicos en el nuevo edificio de la avenida Andalucía.

El proyecto de construcción diseñado por el Estudio de Arquitectura Cruz y Ortiz cuenta con un total de 19.000 metros cuadrados y tendrá diferentes alturas, llegando a un máximo de ocho plantas en la zona más próxima al casco antiguo. Además de grandes espacios, en los que el aprovechamiento de la luz natural es uno de los elementos primordiales, la fachada va a tener diversos elementos identificativos, ya que la intención es convertir el edificio en un emblema de la ciudad. El plazo de ejecución previsto es de 24 meses.