CÁDIZ

La Guardia Civil saca del mercado cuatro toneladas de hachís y detiene a 16 personas

CÁDIZ.Actualizado:

La Guardia Civil informaba ayer que había desmantelado dos organizaciones dedicadas al tráfico de hachís con la detención de 16 personas y la imputación de otras dos más. Entre los implicados hay dos guardias civiles por presunta colaboración con los narcos. En las dos operaciones ejecutadas han sido intervenidos 4.353 kilogramos de hachís que habían sido introducidos por las costas de Málaga y Cádiz.

Una de las investigaciones ha sido bautizada como 'operación Casasol'. En ella, la Guardia Civil detuvo a diez personas e intervino 2.353 kilos de hachís, siete vehículos, una embarcación semirrígida, varios teléfonos satélites, radares marítimos, escáner para la interceptación de frecuencias y un gran número de teléfonos móviles. Los agentes realizaron diferentes registros domiciliarios en las localidades malagueñas de Estepona, Casares y Manilva.

La operación se inició en septiembre del pasado año cuando la Guardia Civil se incautó de 690 kilogramos de hachís almacenado en un trastero de una urbanización de Casares. Fruto de esta intervención, los agentes dieron con un grupo de personas que se dedica presuntamente a la introducción de hachís. Además ofrecían a narcotraficantes de «entidad» sus servicios para transportar la droga vía marítima desde Marruecos, introducirla por la playa, llevarla hasta un lugar seguro y custodiarla hasta la entrega a los destinatarios.

Entre los detenidos hay dos miembros de la Guardia Civil que se encargaban de dar cobertura y seguridad durante los alijos que efectuaba la organización.

En Chiclana

En la segunda operación, la Guardia Civil evitó la entrada de 62 bultos envueltos en sacos de arpillera, que contenían más de 2.000 kilogramos de hachís, por la costa de Chiclana. Seis personas han sido detenidas en este operativo y otras dos han sido imputadas.

El Sive detectó la embarcación donde iba la droga, que navegaba de manera sospechosa con rumbo al interior de los caños de Chiclana, concretamente al de Carboneros. Ante la posibilidad de que se tratase de un desembarco de droga se estableció un dispositivo que interceptó la nave. Los detenidos son los ocupantes de la lancha y otras dos personas que se hallaban escondidas a la espera de recibir el alijo y que fueron descubiertas por el helicóptero de la Guardia Civil.