proceso de selección en la Policía Local

Cuatro imputados más por el presunto amaño en una oposición de Puerto Serrano

El exalcalde Pedro Ruiz (IU), el jefe de la Policía de Antequera y dos de los tres aspirantes que obtuvieron plaza han sido citados por el juez de Arcos

CÁDIZ.Actualizado:

Cuatro nuevos imputados declararán a final de mes en el juzgado nº 3 de Arcos que investiga las irregularidades en el último proceso de selección de tres agentes de la Policía Local de Puerto Serrano. El juez ha citado, tras solicitarlo la Fiscalía Anticorrupción, al exalcalde del municipio Pedro Ruiz (IU), al jefe de la Policía Local de Antequera y a dos de los tres funcionarios policiales que obtuvieron plaza en el proceso desarrollado a principios de 2012. Estos cuatro imputados se unen a los cinco miembros del tribunal que ya comparecieron ante el juez hace unos meses; si bien tan sólo respondieron a las preguntas que les formularon sus abogados defensores.

Este caso es uno de los tres frentes judiciales abiertos que tiene el Ayuntamiento serrano, que desde ayer cuenta con un nuevo alcalde, el tercero en menos de un año. Pedro Ruiz tuvo que dimitir en 2013, forzado por la inhabilitación dictada por una sentencia por prevaricación. Y en las pesquisas abiertas por la posible manipulación de este proceso de selección había ya prestado declaración como testigo; sin embargo, desde un primer momento las sospechas de que pudo haber influido en el resultado final estaban encima de la mesa. No en vano, el que fuera su yerno cuando se convocó la oposición fue uno de los tres aspirantes que consiguió plaza. Este opositor no obtuvo el aprobado en la parte teórica del examen, cuando era requisito imprescindible superar todas las pruebas para conseguir una de las plazas en concurso. Algunos miembros del tribunal sostienen que decidieron subirle la nota porque era quien estaba más cerca del aprobado y así no tener que repetir de nuevo el proceso de selección con una nueva convocatoria de empleo público.

Las diligencias que instruye el juzgado arcense tienen su origen en varias denuncias formuladas por opositores que advirtieron de extrañas maniobras durante el desarrollo de la oposición. Así cuestionaban cómo otro de los aspirantes que logró plaza, y que es yerno del jefe de la Policía Local de Antequera, no superó una de las pruebas físicas (salto en vertical). Días después de este examen, el tribunal anunciaba que el aparato usado para medir las marcas de los opositores no había funcionado bien. En lugar de proceder a repetir la prueba, sólo volvieron a evaluar a los que habían suspendido, entre ellos el aspirante que acabó entre los tres primeros al finalizar el proceso.

La repetición de esa prueba es la que va a arrastrar ante el juez al jefe de la Policía Local de Antequera, porque uno de los agentes que tiene bajo su mando fue enviado presuntamente por él para que formara parte del tribunal, según fuentes de la investigación. Ese examinador era la persona que custodió el aparato que supuestamente dio error.

Además del exalcalde Pedro Ruiz, que fue el responsable además de la selección de los miembros del tribunal, y el jefe de la Policía Local de Antequera, tendrán que declarar como imputados el que fuera pareja de una de las hijas del primero, y el yerno del segundo. Junto a estos dos policías que juraron su cargo el año pasado, hubo un tercer aspirante que sacó la plaza y que es hermano de un funcionario policial. Sin embargo, el fiscal no ha solicitado su imputación al no encontrar pruebas de que fuera 'ayudado' en la oposición.

Los problemas judiciales crecen para el exacalde de Puerto Serrano, condenado a siete años de inhabilitación por la concesión ilegal de una licencia urbanística. Además de esta causa, la Fiscalía le pide doce años de inhabilitación por contratar de forma irregular a vecinos y familiares de la Corporación local a cargo del presupuesto municipal. También está siendo investigado por una serie de facturas que el Ayuntamiento pagó por encargos efectuados al negocio de su esposa.