Chiclana

Una mujer, asesinada de un tiro en la cabeza presuntamente por su marido

El hombre se quitó la vida con la misma escopeta de caza en otra finca de su propiedad en Medina

CHICLANA.Actualizado:

Josefa Guerrero García fue asesinada ayer de un tiro en la cabeza presuntamente a manos de su marido. Él, Fernando Cabezuelo Guerrero, también apareció muerto, tras haberse quitado posteriormente la vida del mismo modo con una escopeta en la finca de La Nava, de su propiedad, ubicada en la Cañada de Los Marchantes, cerca de la carretera de Medina.

El matrimonio, de avanzada edad, vivía en la Cañada de Los Barrancos. Allí una de las hijas encontró el cuerpo de su madre, de 76 años de edad, boca abajo y con la cabeza ensangrentada. Entonces dio el aviso al servicio de emergencias del 112 poco antes de las seis de la tarde. Hasta el lugar de los hechos también se desplazaron sanitarios, Policía Local y Guardia Civil de Chiclana.

Durante varias horas, ambos cuerpos de seguridad, junto a la Policía Judicial, estuvieron recabando pruebas en ambos escenarios. Una vez se levantó el cadáver del presunto asesino, se precedió al de la víctima. En la calle, durante toda la tarde, una multitud de vecinos estuvo pendiente de todo el proceso.

Según fuentes policiales, no existía denuncia previa por violencia de género, ni el Grupo Minerva de la Policía Local había tenido que intervenir en ninguna ocasión. No obstante, las primeras hipótesis apuntan a un caso de violencia machista.

El presunto asesino, de 79 años de edad, era dueño de la empresa local Transportes Cabezuelo S. L. De hecho, a lo largo de la tarde, varios camiones entraron de regreso tras la jornada de trabajo al espacio ubicado detrás de la vivienda reservado para su estacionamiento. Además, la pareja estaba vinculada con la firma Viprén, a través de lazos familiares.

Luto en la ciudad

Al conocer los hechos, el Ayuntamiento de Chiclana ha decretado un día oficial de luto y además ha convocado hoy, a las 12.00 horas, una concentración frente al ayuntamiento en señal de duelo a la que el alcalde, Ernesto Marín, invitó a participar a toda la ciudadanía para «mostrar nuestra repulsa ante un hecho tan trágico». Además se ha suspendido el Consejo Local de La Mujer que se iba a celebrar con motivo del 8 de marzo y ya en la noche de ayer tampoco se celebró el gran carrusel de coros.

Ernesto Marín, expresó ayer sus condolencias a la familia y afirmó que desde las instituciones y ciudadanía «debemos seguir luchando contra esta lacra de nuestra sociedad y, en este sentido, desde el Ayuntamiento propugnamos violencia cero».