Portadas de 'Blanco y Negro' diseñadas por Eulogio Varela.
cultura

Maestro del modernismo madrileño

El Museo ABC rescata en una completa exposición la figura olvidada de Eulogio Varela, un gran ilustrador y diseñador

Actualizado:

Artista polifacético -diseñador, ilustrador, pintor, decorador...-, Eulogio Varela tocó muchos palos, y casi todos con el mismo acierto: su talón de Aquiles fue, quizás, la pintura. Fue, en palabras de Inmaculada Corcho, directora del Museo ABC, «un hombre del Renacimiento en la época del automóvil y la industrialización de las artes». Mientras media España se hundía en el pesimismo en un oscuro fin de siglo, él apostaba fuerte por la modernidad. Cumplía a la perfección este tópico de ser un adelantado a su tiempo. En realidad, lo fue: impulsó las principales corrientes estéticas europeas a comienzos del siglo XX. Pero la Historia suele olvidar a sus genios en la trastienda de la memoria. Es el caso de Eulogio Varela.

El Museo ABC ha querido saldar una deuda, al tiempo que rendir homenaje a uno de los artistas más destacados y con mayor presencia de su colección, una de sus figuras clave. Es uno de los ilustradores que más tiempo estuvo trabajando en Prensa Española, primero en 'Blanco y Negro' y, después, en ABC. Concretamente, desde 1898 hasta que estalló la Guerra Civil, en 1936. Tiempo suficiente (38 años) para realizar unos 1.400 trabajos. El primer dibujo que publicó en 'Blanco y Negro' fue 'El criado del centurión'. Trabajar en las publicaciones de Prensa Española fue su gran proyecto artístico. Pero también hizo las labores de confeccionador de la revista, lo que hoy equivaldría a director de arte.

Desde 2004 Antonio Aparicio lleva investigando a fondo la vida y obra de Varela, gracias a lo cual se puede revisar ahora su figura con esta completa exposición y el exhaustivo catálogo que la acompaña.

Bajo el título 'Eulogio Varela. Modernismo y Modernidad', la muestra reúne, hasta el 22 de junio, en el Museo ABC (Amaniel 29-31) casi tres centenares de obras, que repasan todas las facetas de su carrera. Encerrados en vitrinas y en archivadores, hay grandes tesoros por descubrir: magníficos dibujos, bellísimas caligrafías, preciosos diseños de joyas, vidrieras y mobiliario... Varela combina, como pocos, las labores de artista, artesano, orfebre y diseñador gráfico, llevadas a cabo siempre con tanto oficio como humildad.