CÁDIZ

Teófila fija el segundo puente abierto para mediados de 2015

«Hay dinero en los presupuestos, eso lo ha garantizado el Gobierno»Santa Bárbara, Los Chinchorros y antiguo cuartel de la Guardia Civil son otros de los retos urbanísticos para 2014

CÁDIZ.Actualizado:

En su balance anual de gestion, Teófila Martínez reivindica su trabajo por los «desprotegidos, que es lo que venimos haciendo en solitario desde hace años» y por ofrecer «servicios públicos de calidad a los gaditanos». En esta entrevista, casi tradicional, concedida a Europa Press la alcaldesa gaditana, que recalca que espera un «futuro mejor a nivel económico para que se paralice esa asfixia en las economías domésticas que viven muchas familias».

Tras recordar que, durante el año que acaba, el Ayuntamiento «ha podido cumplir con los planes de pago a proveedores, las nóminas de la plantilla y no ha habido ni expedientes de regulación de empleo (ERE) ni despidos», la regidora gaditana fija para 2014 nuevos retos. Además de los económicos y sociales, que resalta como prioridad, confía en que se pueda terminar la pérgola mirador de Santa Bárbara y la promoción de viviendas de los Chinchorros, así como comenzar con las obras de la promoción de 135 viviendas en la antigua comandancia de la Guardia Civil y con la segunda fase del Teatro Pemán. Pero si un proyecto está llamado a transformar la configuración de la capital gaditana y la vida cotidiana de vecinos o visitantes es el segundo puente sobre la Bahía.

La alcaldesa admite que es el empeño más importante para el desarrollo local y asegura que la gestión de la ministra de Fomento, Ana Pastor, garantiza «presupuesto y previsión de calendario de obra». Tan es así que, por primera vez en varios años, Teófila Martínez se arriesga con una fecha de inauguración. Asegura que tiene elementos para pensar que «esté terminado durante el primer semestre de 2015. Creo firmemente que así será».

Sobre los posibles retrasos de la empresa encargada de los trabajos, indica que «no sirve la excusa de que no se les pagan las certificaciones de obras porque hay dinero en las partidas. Eso lo ha asegurado el Gobierno de Mariano Rajoy. El de Zapatero lo paró precisamente por eso, por no pagar», apostilla.

En relación a lo que significa esta infraestructura para ella, Teófila Martínez dice que es «un sueño hecho realidad, un proyecto que estaba metido en un cajón del exministro Miguel Borrell, que unirá más a la Bahía y que ha permitido que se demuestre que todo en lo que apuesta el PP en esta ciudad, se acaba cumpliendo, como también fue el soterramiento del tren o el cambio radical de los antiguos terrenos ociosos de astilleros».