Un alfarero realiza una demostración durante la inauguración del mercado. :: ANTONIO VÁZQUEZ
CÁDIZ

Cuando Cádiz fue Qadis

El Pópulo y la Catedral acogen el Mercado Andalusí.Los talleres de oficios antiguos centran la atención

J. A. C.
CÁDIZ.Actualizado:

Aunque esté oculto no es un pasado inexistente. Cádiz también fue musulmana, una pequeña aldea conquistada por Tariq Ibn Ziyad en el 711. De ese Gades que se hizo Qadis por la friolera de medio siglo, hoy queda ese trazado irregular del Pópulo o ese campanario de Santa Cruz. Vestigios camuflados que estos días parecen más visibles que nunca gracias al Mercadillo Andalusí que, con sus licencias históricas, hasta la noche del mañana hace las delicias de las familias gaditanas y foráneas.

Durante el mediodía de ayer se celebró la inauguración de una cita ya consolidada en el verano gaditano, con la presencia de la alcaldesa Teófila Martínez. Un día en el que los mercaderes y artesanos tuvieron que combatir con el intenso calor de toda la jornada. En cualquier caso, el día de ayer estuvo reservado a los curiosos con ganas de conocer la oferta de los 22 carros, los 36 puestos de diseño medieval, los 20 montajes de talleres de oficios antiguos, el escenario y la zona infantil. Precisamente, las demostraciones de talleres fueron uno de los atractivos de la mañana, cuando multitud de curiosos se acercaron a conocer el buen hacer de alfareros o tallistas; además de puestos diversos como incienso, hierbas o chocolates. Una oferta que hoy y mañana vivirá sus días fuertes. En un fin de semana donde el Pópulo y la plaza de la Catedral serán el foco de atención con mercaderes y actividades lúdicas.