Chiclana

El Ayuntamiento deberá cambiar de sitio el monolito de la Hermandad del Rocío

La Junta ha elaborado un informe en el que se constata la afectación del ejemplar conocido como tomillo blanco, en peligro de extinción

CHICLANA.Actualizado:

Las reclamaciones que la asociación medioambiental La Toniza realizó ante el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía han fructificado en un informe realizado por los agentes de Medio Ambiente de la institución andaluza en el que se constata que el monolito ubicado en el Pinar del Hierro y La Espartosa por la Hermandad del Rocío de Chiclana «afecta al Thymus albicans, el conocido tomillo blanco», que es una especie clasificada en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas como ' en peligro de extinción'.

Así lo explicaron desde la Delegación Provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Cádiz y añadieron que, aunque este daño se ha comprobado, «es difícil determinar el alcance porque a la llegada de los agentes el monumento ya estaba construido, ahora lo que no queremos es que el emplazamiento se afecte más con la parada en este lugar, cada año, de los rocieros».

Este informe ha sido trasladado al Ayuntamiento chiclanero y en el «se incluyen medidas cautelares para que se traslade la construcción a una serie de emplazamientos que hemos propuesto al Consistorio». Y es que la administración local es responsable del pinar público y la que autorizó a la hermandad la construcción de este monolito de 2,7 metros de altura y 2 de anchura, «a pesar de lo cual, no se ha abierto expediente informativo alguno», añadieron desde Medio Ambiente.

Satisfacción, a medias

El presidente de la asociación medioambiental La Toniza valoró esta noticia explicando que el colectivo está «satisfecho, pero a medias» ya que, a su juicio, «sólo se ha tenido en cuenta uno de los tres argumentos de nuestra reclamación». Estos son: la afección de especies protegidas, el impacto visual de esta construcción en un entorno natural y la ubicación de un elemento privado en un espacio público.

Es por ello que La Toniza no deja de lado su preocupación sobre este asunto «hasta que no sepamos cuál será el nuevo emplazamiento de la construcción» puesto que, tal como explicó Moreno, «siempre hemos considerado que el monolito debe estar fuera del pinar por el impacto visual que supone y porque es un elemento privado». «Si estuviera dentro debería mantener la estética que tienen el resto de elementos que equipan el pinar, es decir, todo de madera», añadió.

Con todo esto, David Moreno resumió que se ha tratado de un «error» en el que se han «sumado voluntades por arreglarlo». Por eso, insistió en que la asociación en sus reclamaciones «nunca ha pedido una sanción» para la Hermandad del Rocío porque entienden que han actuado «con desconocimiento y con la autorización del Ayuntamiento». «Sabemos que en ningún momento tomaron esta decisión de mala fe», concluyó el presidente de La Toniza.