Reunión de los coordinadores nacionales de los diferentes países, ayer en el Palacio de Congresos de Cádiz. :: EFE/J. ZAPATA
CÁDIZ

Los 22 países participantes ultiman los detalles de la 'Declaración de Cádiz'

Los documentos, que serán ratificados mañana por los jefes de Estado y de Gobierno, buscan un acuerdo de apoyo mutuo para crear crecimiento y empleo

CÁDIZ.Actualizado:

La 'Declaración de Cádiz' y el Plan de Acción ya están casi listos para su aprobación mañana viernes por la Cumbre Iberoamericana, marcada por la depresión en los países europeos y el temor al contagio de las dinámicas económicas latinoamericanas. Esos documentos, junto a una serie de comunicados especiales, fueron consensuados ayer en el Palacio de Congresos de Cádiz por altos funcionarios de 22 países de América Latina, España, Portugal y Andorra.

El objetivo es que los jefes de Estado y de Gobierno puedan concentrarse en lo que interesa a todos: la ayuda mutua para generar crecimiento y empleo y en la configuración de un nuevo orden mundial, dando más peso a los países emergentes. La urgencia del momento obliga a huir de la retórica y aprovechar este foro de concertación política para coordinar planes de acción y renovar el vínculo de España y Portugal con América Latina.

Fuentes diplomáticas dijeron ayer que hay un ambiente «constructivo» entre las diferentes delegaciones que redactan los documentos de la cumbre y quedan poco puntos por cerrar. Algunos países, entre ellos Argentina, presentaron ayer aportaciones que aún deben analizarse, señalaron fuentes próximas a la negociación que no dieron detalles sobre su contenido.

La aprobación de la Carta Iberoamericana de las Pymes (pequeñas y medianas empresas), la creación del Centro Iberoamericano de Arbitraje para mediar en litigios o el apoyo a una Escuela Iberoamericana de Policía son algunas de las propuestas que analizan los coordinadores nacionales en Cádiz.

Los mandatarios de Argentina, Venezuela, Cuba, Guatemala y Paraguay no asistirán, por diferentes razones, a la cita anual iberoamericana que nació en 1991 en Guadalajara (México). Además, la Cumbre de Cádiz tendrá invitados de muchos organismos internacionales, como el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso; la Alta Representante para la Política Exterior de la UE, Catherine Ashton; el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza; el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, y el secretario general de la OCDE, Angel Gurría.

También asisten como observadores el primer ministro marroquí, Abdelilá Benkirán, y el presidente de Haití, Michel Martelly. La concertación política en foros multilaterales, como el G-20 del que forman parte varios países iberoamericanos o la ONU, organismo en el que aspiran a tener una mayor representación regional, es clave para la comunidad iberoamericana.

Por otra parte, la Cumbre propondrá al expresidente chileno Ricardo Lagos dirigir un grupo de reflexión para renovar el sistema de Cumbres Iberoamericanas y convertir estas citas en bienales a partir de 2013 en Panamá, en alternancia a las cumbres UE-América Latina y el Caribe.