Un operario observa a un grupo de libélulas en uno de los ríos. :: LA VOZ
Sierra

Localizan libélulas en peligro de extinción en Jerez y Grazalema

Medio Ambiente destaca, con este hallazgo, la calidad de los ríos y arroyos de los parques y su buen estado de conservación

.Actualizado:

Técnicos de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía han detectado nuevas poblaciones de tres especies de libélulas que se encuentran en peligro de extinción en los ríos y arroyos del Parque Natural de los Alcornocales y de la Sierra de Grazalema. El delegado territorial, Federico Fernández, ha destacado la importancia del trabajo realizado que «no solo ha permitido delimitar las poblaciones de estos insectos, sino que además muestra la buena conservación de muchos de los ecosistemas existentes en el Parque y la alta calidad del agua de los ríos, dos condiciones indispensables para que estas especies sobrevivan».

Los trabajos de muestreo se han llevado a cabo en el marco del programa de seguimiento de fauna amenazada en Andalucía, de la Junta. De este modo, se ha realizado una serie de prospecciones en ríos de la provincia con el propósito de delimitar las poblaciones de estas tres libélulas protegidas que habitan en Andalucía. Tres de estos insectos son conocidos en algunos lugares de Cádiz como 'pitijopos' o 'helicópteros'. La 'macromia splenders' se encuentran en grave peligro de extinción, tal y como lo contempla el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas, y la 'orxygastra curtisii' y la 'gomphus graslinii' son especies vulnerables. Se trata de especies de ciclos de vida largos (tres años en el caso de 'macromia') que requieren de ambientes muy bien conservados, siendo muy sensibles al deterioro en la calidad del agua y a los cambios en la estructura de los bosques de galería por donde transcurren los cauces que habitan.

Ríos en buen estado

Durante estos muestreos, conducidos a lo largo de los meses de junio y julio de este mismo año, no solo se ha podido corroborar su presencia en lugares ya conocidos previamente, sino que además se han detectado una serie de nuevas localidades. Del mismo modo, se ha comprobado el excelente estado de conservación de muchos ríos. En concreto, los trabajos se han llevado a cabo en la Garganta del Caballo (Jerez), el arroyo de Pasada Blanca (Jerez) y los ríos Majaceite (El Bosque, San José del Valle, Jerez), Gaduares (Grazalema), Gaidovar (Grazalema) y Tavizna (Benaocaz).