CINE | ENTREVISTA

El plan de Viggo Mortensen

El intérprete de 'Alatriste' protagoniza dos papeles simultáneos y contrarios en 'Todos tenemos un plan'

MADRIDActualizado:

Su fama se disparó con el personaje de Aragorn en la trilogía de 'El Señor de los Anillos', pero ha recorrido multitud de papeles: de Capitán Alatriste a Freud, pasando por mafioso ruso -interpretación por la que se ganó una nominación al Oscar- o a un padre abnegado en medio del apocalípsis. Ahora, en su última película, la argentina 'Todos tenemos un plan', Viggo Mortensen se atreve con dos papeles simultáneos y contrarios; por una parte está Agustín, un pediatra que atraviesa una crisis existencial, y por otra Pedro, su hermano gemelo, que está involucrado en un mundo un tanto oscuro.

"Agustín y Pedro se parecen mucho pero se quieren poco. En un momento dado Agustín quiere dejar su vida atrás porque se aburre, se inquieta, y aspira a tener la vida de su hermano, que parece más apacible; aunque en realidad no es tan tranquila, y al suplantar la identidad de Pedro se da cuenta de que vive al margen de la ley, de forma peligrosa. En realidad creo que hago un tercer personaje, porque al final Agustín no es el mismo, ni siquiera Pedro, es otro", explica Mortensen de forma pausada y tranquila, sin dar pie a pensar que se ha codeado con figuras de la talla de David Cronenberg o Sean Penn. "Fue divertido", sonríe mientras detalla los aspectos técnicos a la hora de grabar las escenas conjuntas de los dos hermanos: "Rodé haciendo de uno, hablando al vacío, y después de unos días, porque Pedro tenía más barba, grabábamos el otro. Al principio fue un poco raro, porque hablaba pero no había nadie, pero fue interesante desde el plano técnico".

'Todos tenemos un plan' es la ópera prima de Ana Piterbarg, directora argentina que ganó el Premio Julio Alejandro, concedido por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) con este guion en 2008. Desde entonces han pasado cuatro años en los que la autora ha recaudado fondos y esfuerzos, aunque no siempre fue fácil. "Fue un gran desafío desde el principio, porque era un guion con dificultades a la hora de la realización y porque era grande para ser una ópera prima; y después fue creciendo mucho, y Viggo fue el escalón más alto. Nunca me imaginé que mi primera película 'pesaría' tanto", comenta la directora con una sonrisa.

La actriz del filme tampoco es una desconocida. Soledad Villamil, que protagonizó junto a Ricardo Darín 'El secreto de sus ojos' -ganadora de un Oscar-, encarna a Claudia, la esposa de Agustín. "Es una mujer bastante fuerte que tiene planes para su vida, y se da cuenta de que se vienen abajo por la crisis existencial de su marido. Es el personaje que más claro tiene su plan. Hay una suerte de negación, algo que la ha llevado a generar y sostener una ficción de pareja cuando está desgastado y no tiene vigencia. Ella quiere seguir adelante como si eso no ocurriera, y la realidad se lo muestra de la forma más cruda", explica Villamil.

En cuanto a la involucración de Mortensen y Villamil en el proyecto, la directora asegura que "les convenció la historia". "Cuando me encontré por primera a Viggo tuvimos la suerte de encajar y vi que realmente estaba muy interesado". El actor lo confirma: "Participé porque era un guion buenísimo. Cuando hablé con ella me di cuenta de que iba en serio y de que tenía muy buenas ideas. Además, me gustó su carácter tranquilo y lo preparada que estaba. No dudé en que ella iba a hacer una buena película, y con un poco de suerte, una gran película".