CÁDIZ

La crisis sitúa a Cádiz a la cabeza de España en la demanda de alimentos

La Subdelegación del Gobierno gestiona el reparto de 414.363 kilos de comida a través de entidades benéficas en la primera fase de 2012

CÁDIZ.Actualizado:

Cádiz se sitúa de nuevo a la cabeza del país en una clasificación que viene a reflejar la situación socioeconómica de los distintos territorios, y en este caso, ser el primero no es nada bueno. Según los datos facilitados ayer por la Subdelegación del Gobierno y el Banco de Alimentos de Cádiz, la provincia es, porcentualmente, la que más alimentos benéficos recibe de todo el país. Cuantitativamente están por delante las provincias de Madrid y Sevilla, pero ambas cuentan con una población muy superior a la gaditana.

El subdelegado del Gobierno, Javier de Torre, conoció ayer las dependencias del Banco de Alimentos de Cádiz de la mano de su presidente, Mateo Sánchez. De Torre aportó algunos datos referentes a la labor de aprovisionamiento de alimentos para las entidades que se dedican a repartirlos entre las asociaciones benéficas que los entregan a las personas necesitadas, que en la provincia son el Banco de Alimentos y Cruz Roja Española. Así, el subdelegado explicó que el Estado, a través de la Dependencia de Agricultura y Pesca, va a distribuir en Cádiz 414.363 kilos de alimentos en la primera fase de reparto de este año 2012, lo que supone una inversión de 357.000 euros. Se calcula que unas 64.000 gaditanos se beneficiarán con ello. En relación al pasado año se ha registrado un aumento considerable del número de beneficiarios.

Como novedad, este año las personas receptoras de los alimentos podrán recoger legumbres, aceite de oliva, conservas de atún, zumos, frutas y verduras en conserva y potitos. Todo ello irá destinado a una población objetiva cada vez más numerosa, a la que se incorporan nuevos perfiles. Además, en la provincia se se está apreciando un aumento de personas que acuden a comedores en zonas donde tradicionalmente no ocurría, como pequeñas poblaciones de la Sierra y la Janda.