Badillo (i), junto a Morant, Ignacio y Belmonte el pasado mes de diciembre en el Open nacional. :: EFE
NATACIÓN

Badillo saca billete para Londres

La nadadora jerezana bate el récord del Open de España en los 100 braza y logra mínima para la cita olímpica

CÁDIZ / MÁLAGA.Actualizado:

Un sueño hecho realidad. Conchi Badillo se frota los ojos porque tiene en su mano el objetivo por el que siempre había luchado. La nadadora jerezana se ha ganado a pulso el derecho a participar en los Juegos Olímpicos de Londres este verano. Un estreno que le llegará en la madurez de su carrera, probablemente en su pico más alto, en su mejor momento de forma.

Lo consiguió ayer de la mejor manera posible. A lo grande. No solamente se colgó el oro en los 100 braza, su prueba favorita, sino que además lo hizo batiendo el récord del Campeonato de España que hasta el momento ostentaba la italiana Chiara Boggiato desde 2009, curiosamente en una cita celebrada también en Málaga, escenario en el que ayer dio comienzo este Open.

Una marca -la mejor de 2012 hasta el momento y la séptima a nivel mundial- que quedará para el recuerdo (1:07.97) y que permanecerá además reflejada como el nuevo listón a batir; producto de un trabajo arduo y constante que viene realizando desde el pasado mes de enero junto a su entrenador, Frederic Vergnoux, bajo los colores del CN Sabadell, club al que representa la jerezana.

Badillo ha podido certificar con una marca mínima lo que venía persiguiendo desde hace meses. Si a final de la temporada pasada era un sueño cercano la posibilidad de estar en Londres, tres meses después es una realidad. El debut en unos Juegos que le quitarán el mal sabor de boca que le dejó el no haber podido participar en el Mundial de Shanghai, al ser penalizada por un mal viraje en el Open celebrado en Madrid.

No fue la jerezana la única en aportar alegrías a la natación española en la primera jornada del torneo nacional celebrada ayer. En su misma final, la jovencísima Marina García, de 17 años, paró el crono en 1:08.15, novena mejor marca del año, lo que le permitió colgarse la medalla de plata y, además, sellar también su billete para representar al equipo nacional en la capital de Inglaterra este verano.

Cinco marcas mínimas

Con la jovencísima promesa española en la calle vecina el reto de Badillo, ausente de las últimas convocatorias nacionales, era todavía mayor. Había que bajar de 1:08.49 y desde por la mañana ya se vio que no peligraría en absoluto el objetivo, pues con 1:08.95 en las preliminares solo quedaba hacer un último y pequeño esfuerzo en la final para acabar por debajo de las exigencias olímpicas.

Y si el 100 braza dejó alegrías por partida doble para la natación española, el 800 libre lo hizo por partida triple. Mireia Belmonte, Erika Villaécija y Melanie Costa consiguieron acabar por debajo del 8:33.84 que servía de referencia para poder lograr el billete para Londres 2012. Mireia Belmonte acabó la prueba con un registro de 8:25.55, que supone la segunda mejor marca mundial del año solo por detrás de la británica Rebecca Adlington (8:18.54).

Erika Villaécija, ya con el pasaporte para la prueba de los 10.000 metros en Aguas Abiertas, acabó con un tiempo de 8:27.76, la quinta mejor marca mundial de 2012, lo que le permitirá estar en los Juegos en su verdadera prueba, los 800.

Tercera en discordia, pero no por ello con menos mérito, terminó Melanie Costa, con 8:30.96. Un tiempo que también está por debajo de las exigencias olímpicas, pero que la deja a expensas de las decisiones técnicas ya que el reglamento especifica que solo pueden participar dos nadadoras por equipo en cada disciplina. En cualquier caso, su registro deja muy buenas sensaciones y hace pensar en que estará en esta cita veraniega, ya que sus verdaderas aspiraciones se centran en los 200 y 400 libre.

Del resto de la jornada lo más destacado fue la actuación de Rafa Muñoz en los 50 libre, donde terminó con un tiempo de 22.69, que si bien no lo clasifica para Londres, si deja buenas sensaciones de cara al 100 mariposa, su verdadero reto.