Apemsa, con sede en la calle Aurora, es una de las empresas municipales más solventes. :: LA VOZ
Ciudadanos

Moresco anuncia la venta del 49% de Apemsa para dar liquidez a las arcas públicas

El Ayuntamiento, que seguirá como socio mayoritario, garantiza la seguridad de la plantilla y conserva su poder sobre el precio del agua


Actualizado:

El Gobierno local ha decidido poner a la venta el 49% de los activos de la empresa municipal del agua, Apemsa. La operación, que se ha iniciado ya, culminará en un máximo de nueve meses con la entrada de un socio tecnológico que no podrá estar más de veinticinco años en el ente. Pasado ese periodo, las acciones volverán a ser de propiedad municipal. Como condiciones inamovibles, el Ayuntamiento conservará el 51% de los activos, y por tanto seguirá siendo el socio mayoritario con el control del consejo de administración.

Por otro lado, esto no repercutirá en el precio de la factura que pagan los ciudadanos, que seguirá sujeto al criterio político. Por último, la semi privatización de Apemsa no perjudicará a los empleos, cuya continuidad queda garantizada con una cláusula que impide la movilidad de los trabajadores.

El inicio del expediente para vender casi la mitad de Apemsa ya está en marcha después de que el pleno municipal le diera vía libre en la tarde de ayer con los votos del Gobierno -PP y PA-, la abstención de Independientes Portuenses, y el no de PSOE e Izquierda Unida.

Debate en el Pleno

El punto, que fue introducido a última hora en el apartado de urgencias, fue objeto de un acalorado debate por las fuertes críticas de la oposición, que fue informada en una junta de portavoces solo unas horas antes. Algo que el alcalde, Enrique Moresco, justificó con el pobre argumento de que «así no habrá manipulación previa por parte de los que no trabajan por El Puerto. Es una decisión política que corresponde al gobierno, aunque daremos participación».

El regidor popular, que compareció por la mañana en rueda de prensa junto a su socio de gobierno, el andalucista Antonio Jesús Ruiz y el consejero delegado de Apemsa, Daniel Pérez, explicó que no hacía falta el visto bueno del pleno. «Hubiera bastado con un decreto del alcalde, pero el secretario municipal nos recomendó que convocásemos el pleno. Pero queremos dar una total transparencia a todo el procedimiento».

Moresco esgrimió dos motivos principales para la toma de esta decisión, que al igual que a la oposición fue comunicada horas antes a la plantilla de Apemsa. Por un lado, el regidor aludió a la mala situación económica que atraviesan las arcas municipales. «De este y de todos los ayuntamientos. Aunque nosotros, a diferencia de otros, no lo hemos paliado con la subida de impuestos a los ciudadanos». Por otro lado, el alcalde señaló la nueva directiva de la Unión Europea que obliga a las empresas a aumentar y mantener los niveles de eficiencia y calidad en la gestión del agua. De ahí la necesidad de contar con un socio tecnológico que aporte determinadas herramientas que Apemsa, por sí sola, no es capaz de aportar. «Después de realizar un estudio hemos determinado que todos son 'pros' que no hay 'contra' ninguno. El beneficio es total para El Puerto ya que va a suponer la entrada de una gran cantidad de recursos económicos que podremos invertir tanto en proyectos municipales como en el gasto corriente. Va a aliviar muchísimo la situación de la ciudad, que con los ingresos que reciba a raíz de la entrada en vigor del nuevo PGOU, quedará en una situación privilegiada para salir de la crisis».

Por su parte, el socio de gobierno, que en 2008 se negó a apoyar una operación similar cuando varias empresas se mostraron interesadas en comprar activos de Apemsa, señaló que la situación ahora es distinta. «Porque los tiempos los marca el Ayuntamiento, que controla todo el proceso y la situación económica no es la misma. Tenemos la oportunidad de contar con ingresos para realizar obras municipales».

Los trámites

El andalucista también se refirió a recientes experiencias positivas en otros municipios como Huelva, que en este asunto será el modelo a seguir por El Puerto.

Así las cosas se abre ahora un procedimiento que tendrá como primer paso el nombramiento de una Comisión de Estudio integrada por el gerente y el consejero delegado de la empresa, así como el secretario y el interventor del Ayuntamiento. Éstos trabajarán en la redacción de un pliego de condiciones y en la puesta en marcha de un proceso de licitación para que todas aquellas empresas que quieran participar puedan presentar sus propuestas ajustadas al pliego.

A continuación una mesa de contratación valorará las ofertas presentadas y propondrá al Pleno municipal la adjudicación a aquella que sea más beneficiosa para la ciudad en términos de ingresos económicos para el Consistorio y de calidad de servicio a los vecinos.

El primer edil señaló que si bien las previsiones señalan nueve meses como tiempo máximo para culminar la operación de venta, se intentará agilizar los plazos para favorecer que las empresas más potentes y con más liquidez apuesten por entrar en la empresa municipal del agua de El Puerto.