medio ambiente

Nace en el Zoobotánico un alimoche, especie catalogada como 'en peligro'

La cría nacida formará parte del programa de cría en cautividad (EPP) que promueve la Asociación Europea de Zoos y Acuarios a la que pertenece Jerez para el refuerzo de la especie

Actualizado:

El Zoobotánico de Jerez vio nacer el pasado 24 de Mayo un alimoche (Neophron percnopterus), catalogada como “especie en peligro” dado que su población ibérica ha disminuido en los últimos años en un 25%. La población española, con unas 1.500 parejas, es el último baluarte de la misma en Europa.

Se trata de un pequeño buitre de color blanco con alas negras y cabeza amarilla desprovista de plumas que se reproduce en el sur de Europa, hibernando en África. La disminución de su población ibérica se debe fundamentalmente a causa del envenenamiento producido por el consumo de cebos ilegales utilizados para el control de depredadores. La pérdida de las fuentes de alimentación (muladares, conejos, etc.), muerte por electrocución al chocar con tendidos eléctricos, por disparos o choques con aerogeneradores son otras causas que tienen una incidencia menor. En Andalucía, donde fue frecuente en el pasado, sólo quedan hoy 34 parejas reproductoras, la mayoría de ellas en la Sierra de Cádiz.

A pesar de que esta especie está presente en muchos zoológicos europeos, su reproducción se ha logrado en muy pocos centros y en contadas ocasiones. En España, se consiguió criar por primera vez en cautividad en 2003, cuando esta misma pareja sacó adelante en el Zoobotánico su primer pollo. Desde entonces, por distintos motivos la pareja no volvió a tener éxito hasta que, el pasado año, otro pollo logró salir adelante. “Brandy” pasó a formar parte de un proyecto de reintroducción en Italia y fue liberado en agosto junto a otros dos jóvenes nacidos en un centro de cría italiano. Gracias al emisor satélite que portaba se pudo seguir en directo, a través de localizaciones en la web, su periplo desde la región de Puglia hasta el sur de Niger, donde acabó estableciendo su área de hibernación. Allí permaneció estable una temporada hasta que, el 26 de diciembre, su emisor dejó de dar señal, por lo que no se conoce su suerte desde entonces, aunque lo más probable es que muriera allí por causas desconocidas.

El pollo nacido en este año, probablemente será enviado a otro zoo europeo para formar parte del programa de cría en cautividad (EEP) que promueve la “Asociación Europea de Zoos y Acuarios” y que se está tratando de reforzar en base a la alarmante disminución de esta especie. En este programa participan en la actualidad más de 40 zoológicos europeos, sin embargo, sólo los de París y Jerez lograron su reproducción con éxito el pasado año.