Jornadas Mundiales de la Juventud 2011

El fin del Encuentro Diocesano de la Juventud pone punto y final a la presencia de la Cruz del papa en la ciudad

El símbolo apura sus últimas horas en la ciudad antes de partir a San Fernando

CádizActualizado:

La Cruz de las Jornadas Mundiales de la Juventud se despidió esta mañana de forma oficial de la ciudad con el fin del Encuentro Diocesano de la Juventud 2011. El acto se ha producido en la plaza de la Catedral y ha congregado a cientos de gaditanos que han presenciado la bendición de una copia de la Cruz que se guardará en la Catedral. Una misa en la que además han recibido el sacramento de la confirmación numerosos jóvenes de la ciudad.

La eucaristía ha comenzado a las 10.30 horas y se ha alargado hasta las 12.30. Ante una plaza repleta de gaditanos, el obispo de Cádiz, Antonio Ceballos, ha presidido la celebración que ha tenido un marcado carácter juvenil. De hecho, ellos han sido los protagonistas del fin del Encuentro Diocesano de Juventud en el que además numerosos jóvenes de la ciudad han recibido la confirmación. Sin embargo, uno de los momentos más emocionantes se ha producido al final del acto. Ese ha sido el momento en el que Ceballos ha bendecido una Cruz, copia de la Cruz del Papa, que desde hoy ya recibe culto en la Iglesia de la Catedral. Un símbolo que será utilizado a partir de ahora en cada Encuentro Diocesano de Jóvenes que se realice, como ha explicado el Director del Secretariado Diocesano de la Juventud momentos después de la bendición.

Posteriormente, la Cruz Diocesana ha sido bajada del escenario en el que se ha celebrado la misa por los estudiantes del Seminario de San Bartolomé. Ellos han sido los encargados de colocarla en la que será su ubicación en la Catedral, frente a la puerta principal de la Seo. Mientras, la Cruz del Papa ha seguido sus últimas horas de camino por la ciudad. Tras la misa, los confirmados han llevado la cruz y el Icono de la Virgen María hasta el Convento de San Francisco. Allí se ha celebrado un rosario de las familias antes de partir a las 16 horas en procesión hasta la iglesia de San José. Ante la imposibilidad de celebrar el acto en el Hospital Puerta del Mar, finalmente los organizadores se han visto obligados a celebrar su oración ante el enfermo en la iglesia de San José. En torno a las 19 horas está prevista que la Cruz y el Icono abandonen definitivamente la ciudad, rumbo a San Fernando. A parir de la vecina localidad realizará un peregrinaje que la llevará por gran cantidad de localidades de la Diócesis.